análisis

After: aquí empieza todo

- Abr 11, 2019 - 15:17 (CET)

Ficha técnica

After: aquí empieza todo
  • País: Estados Unidos

  • Género: Drama romántico

  • Dirección: Jenny Gage

  • Guión: Susan McMartin, Jenny Gage y Tamara Chestna

  • Reparto: Josephine Langford, Hero Fiennes Tiffin, Dylan Arnold

La película, basada en la novela homónima, es un cliché. Desde el tipo de personajes hasta los giros de la trama. Hemos visto esta historia hasta la saciedad. Aunque se agradecen la normalización del sexo y el uso del condón en adolescentes, que es su público objetivo. También hay que señalar que, respecto al libro, la relación que se presenta entre los protagonistas es mucho más suave, probablemente debido a las fuertes críticas que recibió el noviazgo al que se llegó a señalar como tóxico y de maltrato.

Este 12 de abril llega a la gran pantalla la película After: aquí empieza todo (dirigida por Jenny Gage) basada en el libro de nombre homónimo. Ha tardado en llegar, ya que la novela fue publicada en 2013. Casi seis años que le han sentado mejor de lo esperado ya que la relación entre Hardin Scott (Hero Fiennes Tiffin) y Tessa Joung (Josephine Langford) no solo logró que miles de adolescentes se engancharan a la saga sino que también levantó ampollas en cuanto a la relación tóxica e, incluso, de maltrato entre los dos protagonistas.

La película, como el libro, está basada en clichés que hemos visto una y mil veces. La chica dulce, inteligente, tímida y virginal que se enamora del malote del grupo que hace lo que quiere y se acuesta con muchas mujeres. Y ella quiere cambiarle, por supuesto, porque en el fondo es sensible pero se comporta de esta forma porque tiene un pasado oscuro que le atormenta. Estos ingredientes, junto con que las actuaciones de los protagonistas tampoco brillan demasiado, ni siquiera parece que tengan química cuando comparten pantalla, no van a hacer de After una buena película sino, más bien, una más del montón. Pero para todos los seguidores de la saga seguro que cumple con sus expectativas, aunque si bien es cierto que no sigue el libro fielmente.

After: aquí empieza todo

La relación tormentosa que se presenta en el libro es mucho más suave en la película: no se pasan el día discutiendo aunque antes de empezar a estar juntos sus personalidades sí chocan bastante; él no la va arrinconando ni agarrando del brazo cuando ella no quiere hacerle caso ni la menosprecia continuamente en público. Sí se mantiene el giro final en el que Hardin confiesa, obligado, que todo ha sido una apuesta. Tampoco es la primera vez que vemos esta historia, en 10 razones para odiarte, ya teníamos una fierecilla valiente a la que había que domar. Aunque hay bastantes situaciones que se pueden considerar como maltrato en el libro, en la película apenas quedan rastro de ellas. El tiempo y las críticas hacia la novela parecen haber suavizado la historia, aunque no lo suficiente porque sí se ven otras actitudes que no se deberían reflejar en historias contadas para adolescentes, como los celos.

Es hora de dejar atrás los celos como motor de las relaciones en las películas románticas. Hardin se mete en una pelea porque uno amigo del grupo intenta besarla y después destroza la mitad de la cocina de su casa porque está celoso. La violencia es otro tema del que deberíamos deshacernos en las películas románticas: que un hombre se pelee por ti no es buena señal. Pero Tessa, que además es bastante insegura, también tiene sus momentos de celos, ninguno de los dos se libra.

El sexo

El problema que muchas personas veían en el libro era la temática del sexo, ya que la novela incluye escenas de este tipo. ¿Cuál es el problema de que las adolescentes conozcan más sobre su sexualidad a través de un libro o una película? Bueno, depende de cómo se muestre en el libro. O, en este caso, en la película, ya que puede hacerse de forma acertada o todo lo contrario. Como no estamos hablando de la novela, voy a centrarme en las escenas del film.

Tessa vive libremente su sexualidad desde el momento en el que conoce a Hardin, ya que con su anterior pareja ni siquiera había mantenido relaciones sexuales. En ningún momento se ve a Hardin obligándola a mantener relaciones e, incluso, cuando por fin van a acostarse él se asegura de que ella quiere. Hay varias escenas de este tipo y para algunas personas puede ser un escándalo que una película dirigida a un público adolescente se muestren. No obstante, no se muestra de forma explícita en ningún momento. Es más, hay películas de este tipo dirigidas al mismo público que muestran más. Apenas se ven las caras de placer de los protagonistas y se entreven, por las zonas a las que se apunta discretamente, ciertas prácticas sexuales. A pesar de las escenas subidas de tono es bastante light y se trata el sexo en todo momento teniendo en cuenta el público que va a ir a verla.

Me gustaría destacar un detalle sobre el tema de la sexualidad y es que llegado el momento de mantener relaciones sexuales Hardin utiliza preservativo y sale en pantalla. Para promover el uso del condón entre los adolescentes hay que mostrarlo, ya sea a través de películas como esta, de series, de libros o en Internet. La educación sexual no puede quedar solo en manos de los padres, el profesorado o las campañas del Gobierno. Para que los jóvenes tengan una sexualidad sana hay que mostrarlo. Y en la película se ha hecho tan claramente que me ha parecido un acierto. La única pega a la escena: nunca se abre un preservativo con la boca.

After: aquí empieza todo

Amor y amistad

After: aquí empieza todo es una historia sobre universitarios, fiestas, una pareja de jóvenes que explora su sexualidad y de una apuesta. Aunque la película trata principalmente sobre el amor, también se pueden extraer otras conclusiones. Por ejemplo, ¿qué pasa con la amistad cuando empiezas una nueva relación? ¿Por qué mirar a otras por encima del hombro porque viven su sexualidad de forma libre? ¿Cómo se puede empezar un noviazgo con mal pie?

Tessa es nueva en la universidad, así que es su compañera de cuarto, Steph, quien le presenta a sus amigos y la lleva a su primera fiesta. Es gracias a ella que conoce a Hardin Scott, de quien se enamorará perdidamente. Pero también es una persona con el pelo de colores y que se viste como le da la gana, además de ser lesbiana. Tessa no mira a Steph por encima del hombro a pesar de esto, pero sí lo hace con otra de las chicas del grupo, Molly, que vive su sexualidad como le da la gana y que, al principio, se acuesta esporádicamente con Hardin. Aquí se presenta la clásica dicotomía entre la santa y la puta, una chica virginal y otra que se acuesta con quien quiere y cuando quiere. Más clichés para la película... Ninguna de las dos es mejor que la otra, pero no queda claro durante el film y hubiera sido una oportunidad perfecta para criticar esta forma de presentar la amistad femenina.

Justamente, otra cosa criticable de la película es que cuando los protagonistas empiezan a salir juntos, mágicamente desaparecen los amigos. Sobre todo Steph, con la que Tessa se llevaba muy bien y con la que podría haber tenido una bonita amistad. Porque las mujeres en las películas o son enemigas o se odian en secreto. Pero la amistad entre mujeres existe y se necesitan más películas que la muestren. Hay un momento en el que sí se muestra que pueden llegar a tener una relación muy bonita entre Steph y Tessa, sin embargo no va a más porque ella empieza a salir en serio con Hardin y ya no se vuelven a ver hasta el final. Con quien sí mantiene su relación es con Landon, el primer chico que conoce en la universidad y con quien comparte algunas clases. Es el único amigo de verdad que Tessa continua teniendo al final del film.

Tanto Hardin como Tessa toman decisiones sobre su relación que son desacertadas. Por ejemplo, Tessa ya tiene novio, Noah, cuando empieza a sentir algo por el malote del grupo, pero ¿por qué no simplemente dejar a Noah si ya no está segura de que le quiere? Si ya no quieres a tu novio lo mínimo es decírselo, pero ella no lo hace. De hecho, el novio se entera de malas formas de que Tessa está ligando con otro chico y es él quien la deja a ella.

Conclusión

5
10

Ni las actuaciones destacan ni el guión de la película, que es un drama romántico lleno de clichés, hacen de esta película una historia memorable. El film se subtitula aquí empieza todo, pero esperemos que, ahora que los seguidores de la saga de libros ya han tenido su momento de ver en pantalla a sus personajes favoritos, no se sigan llevando al cine las continuaciones. No son necesarias, tenemos películas de este tipo para aburrir y algunas con tramas mucho mejor llevadas.


Pros

  • Normalización del sexo y uso del condón.
  • La amistad entre Landon y Tessa.

Contras

  • Los protagonistas ya los hemos visto antes en muchas otras películas.
  • La falta de amigos de ambos protagonistas cuando empiezan a salir juntos.
  • La trama no aporta nada nuevo.