Hay nuevas y sorpresivas noticias con relación a la compra de Activision por parte de Microsoft. Si bien los reflectores han estado sobre las quejas e inquietudes expresadas por Sony, los japoneses ya no están solos en su cruzada. De acuerdo a Bloomberg, Google y NVIDIA recién expresaron formalmente su preocupación ante la Comisión Federal de Comercio (FTC), el organismo que recientemente demandó a Microsoft para intentar bloquear la adquisición.

Más allá de respaldar directamente a Sony, tanto Google como NVIDIA están de acuerdo con algunos de los puntos expuestos por la FTC en su demanda. Las compañías estadounidenses mencionan que, si Microsoft se hace con todos los activos de Activision, podría obtener una ventaja injusta en un sector tan competido como lo es la industria de los videojuegos.

Bajo su consideración, Microsoft se verían beneficiada de manera desproporcionada en el mercado de los dispositivos móviles, de los servicios por suscripción y de los juegos en la nube.

NVIDIA expresó de manera particular que la industria necesita un acceso «libre e igualitario» a los juegos. Sin embargo, en ningún momento mostraron una clara intención de oponerse a la compra. Al menos no de la manera en que ha hecho Sony.

Quizá en este momento te estás preguntando: ¿por qué NVIDIA y Google se han involucrado en el asunto? Después de todo, ninguna de las dos compite directamente en el sector de las consolas. Si bien lo anterior es cierto, sí que tienen una injerencia significativa en la industria de los videojuegos.

La compra de Activision sigue en juego

Activision Blizzard

NVIDIA es uno de los mayores fabricantes de GPUs del mundo; la marca más popular de tarjetas gráficas. Muchas de las cuales, por cierto, se usan en el sector del PC Gaming.

Además, no debemos olvidar que tienen GeForce Now, el servicio de juegos en la nube. Durante los últimos años ha crecido en todos los sentidos; tanto en el número de suscriptores como en las capacidades de su infraestructura para ofrecer una mejor experiencia. Incluso podríamos poner sobre la mesa que NVIDIA también produce el procesador de la Nintendo Switch. Por lo tanto, tienen la facultad para expresarse sobre la compra de Activision.

Respecto a Google, aunque Stadia está a punto de pasar a mejor vida porque fue un completo fracaso, siguen teniendo una de las plataformas de videojuegos más usada: Android. Microsoft, de hecho, tiene el objetivo de ganar presencia en los juegos para móviles. La adquisición de Activision incluye a King, compañía con amplia experiencia en dicho mercado.

Ojo, esta no sería la primera vez que en Google levantan la voz. Durante noviembre de 2022, un reporte de Político aseguró que los de Mountain View no veían con buenos ojos la compra de Activision. No obstante, en aquel momento centraron su preocupación en Chrome OS, pues consideran que podría quedar completamente aislado del gaming. Pese a ser un sistema operativo para tareas básicas, últimamente está apostando por los videojuegos en la nube. Incluso ya es posible probar la beta de Steam.

Por ahora, claro, son meras inquietudes las que han expresado NVIDIA y Google. Sin embargo, sí que pueden influir durante el proceso legal que ha emprendido la FTC.

Cabe señalar que la «batalla» entre Microsoft y la FTC se desarrollará en una corte administrativa, aunque no federal. Lo anterior porque la Comisión Federal de Comercio ha mostrado disposición a resolver el asunto con términos que satisfagan a todas las partes, incluyendo a la competencia de Xbox. Eso sí, en Microsoft no han dudado en lanzarle un dardo al organismo y su nulo conocimiento sobre cómo funciona la industria.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario