No hay pulseras más populares que las Xiaomi Smart Band. Son económicas, cómodas, sencillas de usar y muy útiles, sobre todo, para aquellos usuarios que buscan un dispositivo adicional al smartphone para poder ver rápidamente las notificaciones o controlar su salud y estado físico. Las Mi Smart Band, no obstante, tienen un pequeño inconveniente; su pantalla es muy pequeña, por lo que no es posible realizar algunas acciones en el propio dispositivo. Aquí, precisamente, es donde entra en juego la Xiaomi Smart Band 7 Pro, una interesante alternativa no solo a su hermano pequeño, sino también a algunos modelos de Fitbit o Huawei. 

Uno de los detalles más curiosos de este dispositivo, precisamente, es su concepto. No es una smartband, ni tampoco un smartwatch con el que Xiaomi pueda competir contra el Apple Watch o el último wearable de Samsung. Es un producto que, en cierto modo, se queda a medio camino, pues cuenta con las funciones más importantes de las también conocidas como Xiaomi Mi Band, pero con un aspecto y un tamaño de pantalla más similar al de un reloj inteligente. Por ende, su batería también es mayor —en cuanto a capacidad— y tiene, además, GPS integrado.

El resto de características y sensores son exactamente los mismos que vemos en la Xiaomi Smart Band 7, lo que nos hace preguntarnos lo siguiente. ¿Realmente aportan algo diferencial ese extra de tamaño y pantalla, así como el GPS, frente a la smart band más popular de la compañía? 

Diseño y pantalla: dos puntos claves de la Xiaomi Smart Band 7 Pro

Smart Band 7 Pro

Como comentaba, el diseño es uno de los puntos más importantes de la Xiaomi Smart Band 7 Pro. Principalmente, por su tamaño. Es considerablemente más grande que la Smart Band 7 convencional, con dimisiones más similares a las de un reloj que a la de una pulsera inteligente. Sus acabados, eso sí, no son como los que, por ejemplo, vemos en los relojes de Samsung o de cualquier otro fabricante.

La caja es completamente de policarbonato, incluso el bisel superior, que tiene un acabado brillante e intenta imitar al aluminio, es de plástico. Esto hace que la Smart Band 7 Pro se vea menos elegante de lo que realmente Xiaomi vende en sus imágenes promocionales. No obstante, y pese al aspecto, la Xiaomi Smart Band 7 Pro sienta muy bien en la muñeca. Es ligera, cómoda y su grosor no es para nada exagerado, por lo que queda bien en cualquier muñeca. Algo que se agradece si tenemos en cuenta que solo está disponible en un tamaño. 

Este diseño permite albergar una pantalla de mayor tamaño. La de la Smart Band 7 Pro es de 1,47 pulgadas. Se trata de un panel OLED con una resolución de 280 x 456 píxeles que no solo permite ver la información con mayor claridad respecto a la Band 7, sino que también mejora la interacción con la pulsera. Es decir, resulta muy fácil acceder a ajustes, widgets o cualquier otro control. Las pulsaciones, además, pueden ser menos precisas, dado a que los elementos en el panel, como los botones, textos, etc., son de mayor tamaño.

Así es la pantalla de la Mi Band 7 Pro

Mi Band 7 Pro.

La pantalla, por otro lado, ofrece una calidad excelente incluso en aquellos escenarios donde hay mucha iluminación. Tiene un nivel de brillo decente y los colores son bastante saturados. Lo son, de hecho, a un nivel que en un smartphone sería un inconveniente, o más bien un punto negativo.  Pero que en un reloj se agradece. Sobre todo, teniendo en cuenta que el contenido lo vemos a una distancia un poco más lejana que cuando lo hacemos con la pantalla de un smartphone. 

Una pantalla más grande, eso sí, implica un extra de consumo frente a la Smart Band 7, pese a que el diseño también permite una batería de mayor capacidad. La de esta Band 7 Pro, en concreto, es de 235 mAh, Según Xiaomi, ofrece más 12 días de uso frente a los más de 14 días del modelo base.

Las funciones para la salud y el deporte

Xiaomi Smart Band 7 Pro

La Xiaomi Smart Band 7 Pro tiene algunas funciones interesantes para la salud y el estado físico. Cuenta, en concreto, con 110 modos de deporte que permiten registrar diferentes parámetros acordes a ese tipo de actividades. Algunos de estos modos, además, hacen uso del GPS integrado. El uso del GPS, precisamente, otra de las grandes diferencias frente a la Xiaomi Smart Band 7. En este caso, nos permite registrar las rutas de una forma mucho más precisa y, además, sin necesidad de llevar el smartphone encima.

De nuevo, el tamaño de pantalla aporta un extra muy diferencial respecto a la Smart Band 7, pues es posible ver información más detallada en la pantalla y controlar rápidamente y de forma precisa algunas opciones. Es algo especialmente si estamos haciendo algún deporte en el que estamos en constante movimiento, pues no es necesario parar para poder fijarnos en, por ejemplo, el tiempo que llevamos realizando esa actividad, las calorías quemadas, etc.

Respecto a la salud, la Xiaomi Smart Band 7 Pro cuenta con algunas funciones clave, como el medidor de oxígeno en sangre (SpO2) o el medidor de frecuencia cardíaca. Los sensores de la pulsera también permiten controlar el sueño o, incluso, el ciclo menstrual. Algo que me ha gustado mucho, es que todos los registros —incluidos aquellos relacionados con el deporte— se almacenan en la app y son muy fáciles de interpretar. No obstante, la información puede resultar algo escasa para aquellos usuarios más aficionados al deporte.

¿Merece la pena la Xiaomi Smart Band 7 Pro?

Smart Band 7 Pro Xiaomi

La Xiaomi Smart Band 7 Pro está disponible por un precio de 100 euros en la tienda online de Xiaomi, aunque se puede conseguir por 90 euros en portales como Amazon. Son, en concreto, 40 euros más de lo que cuesta la Smart Band 7, cuyo precio de salida es de 60 euros. Actualmente, sin embargo, se puede adquirir por unos 47 euros. Es decir, por 53 euros menos. 

La Smart Band 7 Pro es, en líneas generales, un dispositivo muy redondo. Su pantalla es excelente y, reitero, ese extra de tamaño frente a la Mi Band 7 hace que la experiencia de uso sea considerablemente mejor. Además, los diferentes modos de deporte, así como las opciones que ofrece la app son más que suficientes para aquellos que realizan deportes eventualmente o que quieren controlar su actividad física a diario.

Ahora bien, ¿merece la pena pagar 50 euros más por esta diferencia? Todo depende de lo que busques en un dispositivo. Si por ejemplo, quieres priorizar una mayor pantalla o un diseño más similar al de un reloj, la Mi Band 7 Pro puede ser una opción interesante. Pero debes tener en cuenta que tanto sus funciones como las características de la interfaz — a excepción del GPS— son muy similares a la Band 7, por lo que no notarás considerables diferencias al respecto.

Además, no es un dispositivo que vayamos a usar tanto. Al menos, no tanto como aquellos de Samsung o Apple. Sobre todo, porque las acciones de la interfaz están muy limitadas. Por ejemplo, no es posible responder notificaciones. Tampoco hay apps de terceros, solo aquellas de Xiaomi. Así que también debes tener en cuenta estas limitaciones por si estabas pensando adquirir esta 7 Band Pro para realizar este tipo de acciones. En cualquier caso, es un dispositivo que, del mismo modo que la Mi Band 7 no va a dejar indiferente a aquellos usuarios que no se encuentran especialmente familiarizados con el deporte, pero quieren empezar a estarlo.


Suscríbete a Hiper*

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender y obtener las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Participa en la conversación

2 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. ¡Buenos días!
    Antes tenía la band 6 NFC (versión china), que nunca funcionó el NFC.
    Para mi era importante la pantalla, ya que la letra tan pequeña me costaba verla, con la band 7 pro eso lo he solucionado.
    En esta band 7 PRO, no me gusta que los deportes no los puedas ordenar a tu gusto, algo que en la band 6 sí se podía hacer.
    Y no he conseguido que funcione el PAI, ni el VO2MAX, ni la carga de entrenamiento.
    ¿me podrías decir como hacerlo?
    ¡Gracias!