Se veía venir, era solo cuestión de tiempo. En 2023, Microsoft aumentará los precios de sus juegos exclusivos de primer nivel desarrollados para las Xbox Series X|S. La propia compañía de Redmond confirmó la noticia, que afectará a los nuevos títulos de Xbox Games Studios y que impactará inicialmente en propuestas como Starfield, Redfall y la próxima entrega de la saga Forza Motorsport.

En cuanto al incremento en sí, será de 10 dólares. De esta forma, los próximos juegos de primer nivel de Xbox costarán 69,99 dólares al momento de su lanzamiento, y no 59,99 dólares como hasta ahora. Lo que sí no cambiará es que seguirán estando disponibles desde el primer día en Xbox Game Pass, tanto en consolas como en PC y dispositivos móviles. Aunque por ahora se desconoce si la compañía también piensa ajustar el precio de su servicio de suscripción.

Por lo pronto, se desconoce cómo impactará el incremento de precios fuera de Estados Unidos. Desde Xbox han comentado que los precios regionales pueden variar, pero no dieron mayores detalles al respecto. «Hemos mantenido los aumentos de precios hasta después de las fiestas para que las familias puedan disfrutar el regalo de los juegos. […] Este precio refleja el contenido, la escala y la complejidad técnica de estos títulos», aseguraron desde la compañía.

Xbox sube 10 dólares el precio de sus lanzamientos exclusivos

Xbox | Xbox Series X|S

Tal lo dicho al comienzo, el incremento de 10 dólares en el precio de los lanzamientos exclusivos para Xbox Series X|S sucedería tarde o temprano. Sony ya ofrece títulos de PS5 a cambio de 70 dólares, mientras que otras editoras como Take-Two y Ubisoft han tomado decisiones similares durante el último año. Y no olvidemos que Valve recientemente actualizó los precios sugeridos para los juegos de Steam.

A todo esto debemos decir que Phil Spencer, el jefe de Xbox y CEO de Microsoft Gaming, había abierto el paraguas a fines de octubre. Ya por entonces, había asegurado que no podrían mantener por siempre los precios tal como estaban. «Hemos mantenido el precio de nuestra consola, hemos mantenido el precio de los juegos y nuestra suscripción. No creo que podamos hacer eso para siempre. Creo que en algún momento tendremos que subir algunos precios en ciertas cosas», había avisado por entonces.

Las declaraciones no eran casuales, claro. En agosto, los de Redmond optaron por no aumentar el precio de las Xbox Series X|S, cuando Sony sí lo hizo con la PlayStation 5. Pero ya habían dejado abierta la puerta a revisar la determinación en caso de ser necesario. Quedará por verse si el aumento a los juegos exclusivos de Xbox es una primera medida pensando también en un incremento similar en materia de hardware.

Por lo pronto, estaremos a la espera de novedades. Está claro que las subas de precio no son del agrado de nadie, máxime cuando Microsoft no ha lanzado un juego AAA exclusivo en todo lo que va de 2022. Además, en el caso de Starfield el golpe se siente todavía más fuerte, considerando las demoras que ha sufrido el juego para llegar al público.

Deja un comentario

Deja tu comentario