Después de varias semanas de controversia, Amazon confirmó que no piensa eliminar Hebrews to Negroes: Wake Up Black America, un documental acusado de antisemita. Así lo aseveró Andy Jassy, CEO de la compañía, durante su participación en la conferencia DealBook organizada por The New York Times. Y aprovechó para remarcar las dificultades que plantea la moderación del contenido a las ventas en su plataforma.

Las declaraciones del ejecutivo llegaron tras la polémica que involucró a Kyrie Irving, una de las estrellas de los Brooklyn Nets de la NBA. El baloncestista quedó bajo fuego a fines de octubre, tras compartir un enlace de Amazon hacia el citado largometraje, que se estrenó en 2018. La producción recibió fuertes críticas por sus afirmaciones antisemitas, como la acusación de que la prensa estadounidense se encuentra bajo control judío, la negación del Holocausto, y la supuesta opresión judía a las comunidades de color.

La situación llevó a que la franquicia neoyorquina suspendiera al deportista por ocho partidos, tras negarse inicialmente a ofrecer una disculpa. Pero también provocó que distintos organismos y celebridades solicitaran a Amazon la eliminación tanto del documental como de su libro homónimo, que se publicó en 2014. No obstante, la firma oriunda de Seattle se ha negado, y su CEO ahora ha explicado por qué.

Consultado sobre el caso de Hebrews to Negroes: Wake Up Black America, Andy Jassy remarcó que la moderación de contenido es uno de los problemas más complejos a lidiar en Amazon. «Algunos casos son más sencillos. Si tienes trabajos que promueven o incitan activamente a la violencia, o enseñan a las personas cómo hacer cosas como la pedofilia, es fácil [controlarlos]. Esos no los permitimos. Cuando tienes contenido cuyo objetivo principal no es propugnar el odio o atribuir características negativas a las personas, es mucho más complicado. Y puede resultar todavía más complejo si los sacamos de la tienda».

Amazon, en medio del debate por un documental antisemita

Amazon | documental antisemita | Hebrews to Negroes: Wake Up Black America
Kyrie Irving, la estrella NBA que desató el escándalo del documental antisemita en Amazon.

El caso de Hebrews to Negroes: Wake Up Black America ha puesto a Amazon en una posición complicada. Ni bien se desató el escándalo de Kyrie Irving, la compañía aseguró que analizaba colocar una advertencia de contenido tanto al documental como al libro. Sin embargo, nada de ello sucedió.

Asimismo, la situación ha dejado a Andy Jassy en una postura incómoda, por ser judío. No obstante, el directivo ha tratado de trazar una línea divisoria entre su fe y las obligaciones de su cargo. «Me preocupa el antisemitismo y encuentro varias partes de este trabajo [el documental] objetables. Pero creo que debes tener principios si estás dispuesto a manejar algo tan grande como somos nosotros», indicó. Y agregó: «Como distribuidores de contenido para cientos de millones de clientes con muchos puntos de vista diferentes, debemos permitir el acceso a esos puntos de vista, incluso si son objetables y difieren de nuestros puntos de vista particulares».

Según explica The New York Times, Hebrews to Negroes: Wake Up Black America llegó a Amazon a través de Prime Video Direct. Dicha herramienta se lanzó en 2016 para permitir que cineastas y creadores de contenido independientes pudieron llevar sus producciones a un público más amplio. Desde su estreno en 2018, el documental acusado de antisemita pasó prácticamente desapercibido, pero logró una exposición masiva tras ser compartido por Irving ante sus millones de seguidores en redes sociales.

Por lo pronto, el filme continúa disponible para ser rentado o comprado en Amazon. Y la afirmación de la compañía de que no piensa retirarlo —o marcarlo como potencialmente ofensivo— deja la puerta abierta a que la polémica siga vigente.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario