En las últimas semanas, el caso de FTX ha sido un tema recurrente en los titulares. Sin embargo, no siempre se ha hablado de las causas que llevaron a la caída de uno de los exchanges de criptomonedas más importantes del mundo. También se ha tratado de sacar a la luz cuanto "trapo sucio" apareciera sobre Sam Bankman-Fried y sus laderos, incluso indagando en los pormenores de su vida privada.

Así, surgieron rumores y comentarios de las relaciones amorosas que el propio CEO de FTX habría mantenido con algunas de las ejecutivas más importantes de su imperio cripto; entre ellas, Caroline Ellison, la responsable de Alameda Research. Pero como los chismes vuelan, se ha llegado a decir que, como muchos de los empleados de la firma vivían en un lujoso complejo de apartamentos en las Bahamas, mantenían "una red de relaciones amorosas no monógamas"; e, incluso, que participaban en orgías.

Quien desmintió esto último fue el Dr. George K. Lerner, quien se desempeñaba como psiquiatra de FTX. En una reciente entrevista con The New York Times, el médico salió al cruce de los murmullos sobre las supuestas peculiaridades del estilo de vida de los empleados del exchange. Y aseguró que tenían menos sexo del que hubieran necesitado.

"Era un lugar bastante doméstico. En los momentos más altos jugaban ajedrez y juegos de mesa. No había fiestas. Eran sub-sexuados, en todo caso", dijo el especialista. Incluso mencionó que afrontaban largas jornadas de trabajo y que, posiblemente, les hubiera servido generar un entorno con vínculos emocionales más fuertes. "Trabajaban demasiado. Hubiera sido más sano si, de hecho, hubieran tenido relaciones de pareja más saludables", explicó.

El psiquiatra de FTX asegura que no había pistas de un posible colapso

FTX | Sam Bankman-Fried

Más allá de los rumores y el morbo que se ha generado en torno a la supuesta cultura laboral de FTX, el Dr. Lerner negó que hubiera pistas de un posible colapso. En su entrevista con The New York Times aseguró conocer a Sam Bankman-Fried desde hacía varios años, y dijo que en las últimas semanas no se lo vio molesto o preocupado por algo en particular.

"El tipo de cosas de las que hablamos era principalmente: ¿Están contentos los empleados? ¿Cómo los mantenemos felices? ¿Cuál es la forma más efectiva y eficiente de organizar la organización? Nunca tuve que lidiar con el producto, y él nunca me habló sobre el producto", explicó.

Por otra parte, negó que los empleados de FTX hayan consumido medicamentos bajo prescripción como estimulantes para soportar las extenuantes jornadas laborales. Sí mencionó que algunos trabajadores utilizaban medicación para lidiar con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. No obstante, aseguró que la tasa de ADHD en el exchange de criptomonedas estaba en línea con las de otras tecnológicas.

En cuanto a FTX y Sam Bankman-Fried, el panorama tras la quiebra está bastante complicado. Según se conoció a comienzos de esta semana, la empresa le debe más de 3.000 millones de dólares a sus principales 50 acreedores. La semana pasada, en tanto, el abogado a cargo de la bancarrota aseguró que nunca en su más de 40 años de experiencia vio una situación tan desastrosa. Al punto tal que todavía no se habían podido recuperar todas las criptomonedas ni cuentas bancarias de la firma.

A esto hay que sumarle que los propios abogados de SBF han decidido dejar de representarlo. Esto se debe a las continuas publicaciones del joven empleado en Twitter, que han sido calificadas de "incesantes y disruptivas".

Deja un comentario

Deja tu comentario