God of War: Ragnarök es, sin duda, y con el permiso de Horizon, el lanzamiento más esperado para PlayStation del año. Y no es casualidad. El primer título, lanzado en 2018 para PS4, fue uno de los juegos más aclamados de la generación pasada, y Santa Monica, el estudio detrás del juego, tiene razones de peso para volver a repetir con este nuevo juego, que es secuela directa del anterior.

En Hipertextual hemos tenido la oportunidad de jugar a las primeras horas de God of War: Ragnarök, y lo cierto es que, aunque no podemos deciros mucho, sí que podemos anticiparos que el hype sobre el juego, está más que justificado. Sí, el juego continúa justo donde lo dejó la entrega anterior, por lo que si no lo has jugado o lo hiciste en lanzamiento, puede ser un buen momento para volver a revivir las aventuras de Kratos y Atreus.

God of War: Ragnarök, y tal como cualquier puede ver en los trailers, es un juego bastante continuista tanto en propuesta como en gameplay, pero es un tremendo acierto en tanto con el primer juego, Santa Monica redefinió una propuesta jugable que era sobresaliente en todos los apartados. Ragnarök propone llevar la misma fórmula a un nivel superior, propio de las exigencias que busca cualquier jugador que se pone a los mandos de una PS5.

God of War: Ragnarök es secuela directa de God of War

Dicho esto, y aunque como decimos no podemos dar muchos detalles, hay nuevas propuestas jugables. Como en el caso de Horizon, el estudio encargado de God of War: Ragnarök han mejorado casi todos los aspectos del juego, ofreciendo mayor profundidad en muchas de sus mecánicas y apostando todo a la propuesta con la que el juego debutó en 2018. Una forma muy sencilla de dar un toque fresco a la fórmula que conquistó en su lanzamiento a todos los jugadores.

De hecho, parte de escenario de las primeras horas de juego, resultarán familiar a los jugadores, y sirven para comparar (incluso con referencias cruzadas y guiños constantes) lo bien construido que está el nuevo universo de God of War: Ragnarök y buen trabajo de Santa Monica en este apartado. De ahí la necesidad de volver a jugar el título anterior para tener fresco no solo el desarrollo de su historia, también los personajes que conforman la travesía de Kratos y Atreus por tierras de dioses nórdicos.

Aunque las primeras horas de juego solo sirven para imaginar todo lo que está por delante, sí que bien nos han valido para hacernos una idea de la enorme magnitud de la nueva aventura de Kratos y Atreus en las vísperas del Ragnarök. A juzgar por nuestras impresiones tempranas, y a la espera de poder confirmarlo cuando juguemos la totalidad del título, God of War: Ragnarök tiene todas las papeletas para volver a repetir el éxito de su primera entrega.

Una cosa sí podemos decir, la espera se va a hacer larga. God of War: Ragnarök estará disponible el próximo 9 de noviembre. Hasta entonces nuestra recomendación es que vuelvas a jugar, si tienes la oportunidad, el juego anterior. Nos lo podrás agradecer luego.

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario