Los principales eventos astronómicos de octubre serán dos lluvias de estrellas, la primera con un cielo mucho más iluminado que la segunda. Además, a finales de mes tendremos un eclipse solar parcial. 

Como es normal con este tipo de eventos astronómicos, el eclipse solo podrá verse desde un lugar muy concreto del planeta. De hecho, en esta ocasión serán pocos los países que podrán disfrutarlo, ya que solo tendrá buena visibilidad en Rusia y Kazajistán.

Aun así, y como siempre, tendremos noches maravillosas para mirar al cielo, ya sea por alguna conjunción interesante o simplemente porque tenga la oscuridad suficiente para ver sin trabas el firmamento. No hay cielo malo, solo iluminación inadecuada.

La primera lluvia de estrellas: las dracónidas

El 7 de octubre tendremos el máximo de las dracónidas, una lluvia de estrellas procedente de los fragmentos dejados por el cometa 21P Giacobini-Zinner. Es bastante cortita, pues se extiende del 6 al 10 de octubre y, aun en su punto álgido, no suele superar los 10 meteoros por hora. Dado que, además, tendrá lugar dos días antes de la Luna llena, no es esperable que estos eventos astronómicos nos fascinen demasiado. De cualquier modo, toda excusa es buena para mirar al cielo.

No hay eventos astronómicos sin Luna llena

La Luna llena del 9 de octubre será la Luna del cazador. Como viene siendo habitual, el nombre procede de las leyendas de los nativos americanos, que marcaban en ella el comienzo del frío y, por lo tanto, el momento de empezar a cazar para tener reservas de carne. Además, por motivos obvios, se la conoce también como Luna de la hierba moribunda.

Otra lluvia de estrellas: las oriónidas

Esta lluvia de estrellas procede de los restos del cometa Halley y es un poco más intensa y larga que la anterior. Comienza el 2 de octubre y se extiende hasta el 7 de noviembre, aunque tiene sus máximos en el 21 y el 22 de octubre. En cuanto a la cantidad de meteoros por hora, con un cielo despejado se pueden llegar a ver hasta 20. Tres días después tendremos Luna nueva, por lo que para estos eventos astronómicos sí que tendremos un cielo mucho más oscuro.

El eclipse solar que solo disfrutarán unos pocos

El 25 de octubre, la Luna cubrirá solo una parte del sol, por lo que veremos en este un pequeño corte. Nada que ver con cuando se oscurece por completo. Dado que se verá desde muy pocos sitios, lo mejor será esperar a ver las imágenes al día siguiente. Eso sí, si estás en uno de esos lugares concretos, no olvides usar protección para mirar el Sol.

Bailes de planetas que no pueden faltar en los eventos astronómicos

Como en todos los meses de eventos astronómicos, no pueden faltar algunas conjunciones entre planetas o de planetas con la Luna. 

Por ejemplo, veremos a la Luna con Saturno el 5 de octubre, con Júpiter el 8 y con Marte el 15. Sin olvidar que el 12 disfrutaremos del acercamiento entre nuestro satélite y Urano. 

Deja un comentario

Deja tu comentario