¿Sabías que podrías estar pagando menos en tu tarifa de gas? Al igual que sucede con la electricidad, es posible contratar dos tipos de tarifas para el gas: la de mercado libre, donde son las compañías comercializadoras quienes fijan los precios; y la tarifa regulada, la cual, tal y como su nombre indica, tiene un precio regulado que se modifica cada tres meses. 

Esta última puede ser la opción ideal para muchos, pues pueden pagar mucho menos frente a la tarifa de Mercado Libre. La tarifa regulada de gas (TUR), sin embargo, no cuenta con tantos usuarios. Pero, ¿qué ventajas ofrece frente a la tarifa de Mercado Libre que poseen el 80 % de la mayoría de personas? ¿Hay realmente una diferencia de precio? ¿Cuáles son los requisitos para contratarla? 

Una de las diferencias más importantes de la tarifa regulada de gas o tarifa de último recurso (TUR) son los precios frente a la tarifa de mercado libre. Y es que, en el caso de la TUR, es el Gobierno quien ajusta o actualiza los precios acorde a la normativa vigente, y estos, además, se actualizan trimestralmente. Las tarifas de mercado libre, sin embargo, las escogen las comercializadoras.

De hecho, la diferencia de precios entre un tipo de tarifa y otra es muy grande. Un usuario promedio puede pagar hasta 2.365,31 euros al año en el mercado libre, o un mínimo de 1.136,58 euros, según datos de la herramienta de la CNMC. Un usuario con el mismo uso de energía, en cambio, pagaría una media de 563,97 euros al año con la tarifa regulada de gas. 

Tipos de tarifa regulada de gas y precios 

Hay, en concreto, tres tipos de tarifas reguladas de gas, que varían dependiendo del consumo del hogar. Por ejemplo, aquellos hogares pequeños y que utilizan el gas natural para cocinar o para el agua caliente, pueden adherirse a la tarifa TUR 1. Los hogares con mayor consumo, o aquellos pequeños negocios, pueden escoger la tarifa TUR 3. Estas son las distintas tarifas y sus precios.  

  • Tur 1: para un consumo menor a 5.000 kWh / año.
  • Tur 2: para un consumo de entre 5.000 kWh y menos de 15.000 kWh / año.
  • Tur 3: para un consumo de entre 15.000 kWh y menos de 50.000 kWh / año. 
TARIFATérmino fijoTérmino variable
TUR 15,44 euros / mes0,0583 euros / kWh
TUR 210,24 euros / mes0,0549 euros / kWh
TUR 322,03 euros / mes0,0523 euros / kWh

La también llamada tarifa de último recurso, lamentablemente, no es accesible para comunidades de vecinos, puesto a que el consumo suele ser mayor de los 50.000 kWh al año. Debes tener en cuenta, además, que el precio varía cada enero, abril, julio y octubre. 

Requisitos, condiciones y cómo contratarla 

Tarifa regulada gas (TUR)

Si tu hogar consume menos de 50.0000 kilovatios hora al año y tienes una caldera individual, puedes contratar una tarifa de gas regulada. Por suerte, la mayoría de ciudadanos cumplen estos requisitos y, de hecho, la mayoría contratarán la tarifa 1 o 2. Las condiciones, por otro lado, son bastante sencillas: el contrato dura un año, con posibilidad de prorrogarlo y, además, no tiene permanencia. 

¿Cómo se contrata? Puede hacerse de forma gratuita a través de las diferentes comercializadoras de último Recurso. Son las siguientes. 

Para contratar la tarifa regulada de gas o tarifa de último recurso (TUR), será necesario proporcionar a la nueva compañía alguna documentación importante, como los datos del titular y datos de contacto del mismo, la dirección del punto de suministro, un número de cuenta bancaria para la domiciliación y el Código Unificado de Punto de Suministro (CUPS). Después, la compañía se encargará de tramitar el cambio, por lo que no será necesario hacer nada más. El cambio, además, se aplica en un plazo máximo de tres semanas. 

Deja un comentario

Deja tu comentario