El Pixel Watch es uno de los tantos dispositivos que Google presentará el próximo 6 de octubre, y de los que menos ruido ha generado hasta el momento. Es probable que esto se deba a su insulso diseño y a la incorporación de hardware antiguo; y todo indica que sus precios tampoco ayudarán a mejorar la imagen agridulce que dejó tras su breve aparición en la conferencia Google I/O de mayo pasado.

Según reporta 9to5Google, el Pixel Watch se conseguirá en Estados Unidos a partir de los 349,99 dólares, cifra que corresponderá al modelo con conectividad WiFi y Bluetooth. Quienes quieran la variante con conectividad celular tendrán que pagar un poco más: 399,99 dólares.

El citado medio también indica que cada una de las variantes se conseguirá en tres combinaciones de color de caja y correa, con leves modificaciones entre sí. De todos modos, Google ofrecería una amplia colección de correas adicionales para quienes deseen llevar la personalización a otro nivel.

Por lo pronto, la información de precios es extraoficial. Sin embargo, los datos provienen de las tiendas minoristas que se encargarán de la comercialización del Pixel Watch y los demás dispositivos de Google. Ciertamente, las cifras ya generan bastante escepticismo con respecto a qué tan buenas puedan ser las ventas del smartwatch, y con razón.

Después de todo, los californianos saldrán al mercado con un dispositivo cuyas especificaciones, se supone, estarán por debajo de las de otros modelos de alta gama ya instalados en el mercado, como el Samsung Galaxy Watch 5 o el Apple Watch Series 8. Sin embargo, sus precios estarán en la misma línea, o incluso por encima de ella.

¿Cómo se compara el precio del Pixel Watch al de sus principales competidores?

Wear OS Google Pixel Watch

Si bien es cierto que cada vez hay más marcas y modelos de relojes inteligentes en el mercado, Samsung y Apple son las verdaderas guías al pensar en dispositivos diseñados para uso general. Por ende, es lógico comparar directamente al Pixel Watch con lo que ya ofrecen los Galaxy Watch y Apple Watch. Esto es lo que ocurre en materia precios:

  • El Samsung Galaxy Watch 5, con conectividad WiFi y Bluetooth, se consigue en Estados Unidos a partir de los 279,99 dólares, en su versión de 40 milímetros. La variante más grande, con caja de 44 mm, está a la venta por 309,99 dólares. El modelo con conectividad celular, en tanto, comienza en $329,99 (40 mm) o $359,99 (44 mm). Sin embargo, los compradores pueden conseguirlos a precios mucho más baratos si entregan un smartwatch antiguo como parte de pago. La variante sin LTE se puede conseguir por apenas $114,99 aprovechando el trade-in.
  • En lo correspondiente al Galaxy Watch 5 Pro, hablamos de un reloj pensado mayormente para quienes realizan actividades al aire libre. Su precio base es bastante más alto al que se ha filtrado del Pixel Watch, y parte desde los 450 dólares. No obstante, también se lo puede conseguir por un precio tan bajo como 209,99 dólares, en caso de aprovechar el intercambio elegible con algún modelo anterior.
  • El Samsung Galaxy Watch 4 Classic, con bisel giratorio, parte de los 299,99 dólares para la versión de 42 milímetros sin conectividad celular, o desde los 349,99 dólares para la variante LTE. El de 46 milímetros también se mantiene por debajo del supuesto precio del Pixel Watch, puesto que se vende por $379,99 con WiFi y Bluetooth. Aunque la versión LTE sí se va por encima de los 400 dólares.
  • En cuanto al Apple Watch, el Series 8 se consigue en Estados Unidos a partir de los 399 dólares (GPS). Mientras que el nuevo Apple Watch SE parte de los 249 dólares para la versión sin LTE.

A la espera de su presentación

Es cierto que el Pixel Watch es un producto orientado a un público que ya forma parte del ecosistema Android. Es improbable que alguien con un iPhone en el bolsillo salga desesperado a tratar de conseguir el smartwatch de Google ni bien salga a la venta. Pero la comparación de precios es importante para entender dónde pretenden pararse los de Mountain View con el lanzamiento de su primer gadget de este tipo.

Si, efectivamente, el Pixel Watch cuesta lo mismo o más que los Galaxy Watch más recientes, y corre a la par del precio del último Apple Watch, lo menos que se puede esperar es que brinde gran rendimiento, mucha autonomía, y una perfecta integración con el ecosistema móvil de Google. Y el primer punto es el que genera más dudas entre el público; especialmente porque todo apunta a que llegará con un chip de 2018.

Deja un comentario

Deja tu comentario