Elon Musk y Twitter calientan motores de cara al juicio que los enfrentará el próximo mes. Y bien decimos "el próximo mes", puesto que la Corte Federal de Delaware ha rechazado la solicitud del magnate de retrasar su comienzo hasta noviembre. De esta forma, se llevará a cabo en las fechas pautadas con anterioridad: del 17 al 21 de octubre.

El pedido de demorar el comienzo del juicio se hizo público durante la última semana. Por entonces, el equipo legal de Elon Musk solicitó que las partes involucradas pudieran preparar sus casos hasta el 10 de noviembre. No obstante, la jueza Kathaleen McCormick no lo consideró apropiado. "Estoy convencida de que incluso un retraso de cuatro semanas podría dañar más a Twitter", aseveró, según lo recogido por Reuters.

Ante esta determinación, tanto el magnate como la red social deberán ajustar sus argumentos de cara a la cita que dará inicio en 39 días. "Esperamos presentar nuestro caso ante el tribunal a partir del 17 de octubre, y tenemos la intención de cerrar la transacción en el precio y los términos acordados con el Sr. Musk", expresó un portavoz de Twitter.

Por el lado de Elon Musk, no todas fueron malas noticias. Además de solicitar el cambio de fecha del juicio, sus abogados pidieron que se les permita enmendar sus acusaciones contra la red social para incluir documentos con las denuncias de Peiter "Mudge" Zatko, lo que sí ha sido aprobado por la jueza McCormick. El exjefe de seguridad de Twitter se convirtió en noticia tras divulgar los aparentes problemas de ciberseguridad de la plataforma, ganando la atención hasta del Congreso de Estados Unidos.

Según reporta AP, la magistrada considera que las revelaciones de Zatko le aportan fundamentos a Elon Musk para enmendar su contrademanda. De todos modos, prefirió no explayarse demasiado al respecto. "Soy reticente a decir más sobre los méritos de las reconvenciones antes de que hayan sido litigadas por completo. El mundo tendrá que esperar la decisión posterior al juicio", afirmó.

Elon Musk debe entregar sus SMS a Twitter

Elon Musk | Twitter

Otro dato llamativo que se ha conocido es que Elon Musk debe entregar sus registros telefónicos a Twitter. La jueza le ordenó al magnate y a Jared Birchall, quien maneja su fortuna, que los obtengan y entreguen a la red social. Si bien el equipo legal que acompaña al empresario ya había presentado sus mensajes de texto, McCormick considera que hubo "deficiencias evidentes" en el proceso.

El martes, en una audiencia previa al juicio, un abogado de Twitter leyó un SMS que Elon Musk envió a un banquero de Morgan Stanley. En el mismo, que databa de mayo, solicitaba que enfriaran los procedimientos de la compra de la red social y aseguraba: "No tiene sentido comprar Twitter si nos dirigimos a la Tercera Guerra Mundial".

La red social afirma que Elon Musk cambió de parecer en cuanto a la adquisición por la tensión política internacional y los efectos de la inflación. Y que solo utiliza los argumentos relacionados con los bots, las cuentas de spam y los problemas de ciberseguridad como un pretexto para escapar de un compromiso económico que se autoimpuso. Además, pretende demostrar que el empresario mintió cuando aseguró que no habló con terceros sobre el acuerdo durante "momentos claves" del mismo.

Deja un comentario

Deja tu comentario