Las soluciones VPN están de moda como herramienta de seguridad digital. Y tiene una razón de ser. La privacidad es algo que todos valoramos cada vez más en una internet en la que los datos tienen un valor. Datos como pueden ser tus hábitos de consumo, qué páginas visitas, qué vídeos ves en YouTube o, directamente, qué buscas en Google. No es de extrañar que muchos queramos que se sepa menos de nosotros.

Precisamente, las VPNs como Surfshark están pensadas para salvaguardar nuestra seguridad y privacidad, ya que hacen de escudo entre nosotros y el contenido al que accedemos online, ya sean páginas web o lo que veas en Netflix o YouTube. Es más, por la naturaleza de una VPN, además de evitar que tus datos circulen libremente, también permite alguna que otra ventaja de cara a saltarnos las limitaciones geográficas que todavía persisten en internet.

Veamos dos ejemplos para los que Surfshark es ideal si estás suscrito a servicios como Spotify, Apple Music, Netflix o Prime Video. Tal vez viajes a otro país y quieras seguir disfrutando de tu contenido contratado. O simplemente quieras ver películas o escuchar música sin que nadie sepa qué gustos o preferencias tienes.

De viaje y sin restricciones

Aunque viajar implica pasarlo bien allí donde estás, en ocasiones hay momentos en los que no sabes qué hacer y te apetece escuchar música de tu selección o ver alguna película que tenías pendiente de ver. El problema está en que según a dónde viajes, existen fronteras digitales que te impiden acceder a tu contenido de Netflix o Spotify, por citar los dos ejemplos más populares. Pero no solo eso. 
Si quieres que tu experiencia de visionado sea similar a la que tienes cuando estás en tu hogar, Surfshark “te ofrece seguridad y nuestros servidores se asegurarán de que tu experiencia de streaming sea ideal y sin almacenamiento en búfer”. Es decir, que evitarás los cortes, el pixelado o una baja calidad de imagen durante tus sesiones de Netflix, HBO Max, YouTube o Disney+.

Si estás interesado en ver contenido local, del país en el que te encuentras, con la VPN de Surfshark podrás disfrutar de esos contenidos por streaming de forma segura, evitando que quede constancia de tus hábitos de consumo o que tus datos circulen por ahí. Pero hay más. En según qué países, no es posible acceder a determinados servicios con los que sí puedes contactar desde tu propia casa. A través de una VPN evitarás esas restricciones geográficas y. Tendrás acceso a páginas web, redes sociales o servicios online no disponibles en el país que estás visitando.

En privado y sin renunciar a la calidad

Una de las características más destacadas de Surfshark es que sus servidores VPN están pensados para ofrecer una experiencia fluida, sin cortes. Tanto si cargas una página web como si quieres reproducir una canción o un vídeo en alta definición, apenas notarás la diferencia. 

Es más, como puedes elegir qué servidor utilizar en cada momento, podrás asegurarte de que la velocidad obtenida es la deseada. Como dato curioso, los servidores de Surfshak cuentan con un mínimo de 1 Gbps por puerto conectado. Y en el caso de ubicaciones muy solicitadas como Reino Unido o Estados Unidos, cada servidor permite obtener velocidades de entre 10 y 20 Gbps. Más que suficiente para escuchar música o ver vídeo por streaming.

Por lo demás, tanto si eres usuario de Netflix como de otras plataformas como Prime Video, Disney+, HBO Max, DAZN u otras, gracias a la VPN de Surfshark podrás disfrutar del catálogo contratado desde la privacidad que facilita la tecnología VPN. En palabras de Surfshark, “tanto si viajas, como si te alojas en el extranjero o simplemente quieres explorar una cultura diferente a través de contenidos locales, una VPN puede ayudarte a tener seguridad y mantener tu privacidad al hacerlo”.

Una suscripción para tu seguridad digital

Ya que hablamos de suscripciones a Spotify, Apple Music, Netflix o Prime Video, que se pueden contratar mes a mes o, en algunos casos, mediante una suscripción anual más económica, cabe recordar que Surfshark también funciona así. Es decir, que puedes contratar los servicios de VPN mediante una suscripción mensual o anual. Incluso dispones de una suscripción de dos años. Es más, si optas por la opción de 12 meses o 24 meses, te saldrá más barata la suscripción mensual.

Otra ventaja de la suscripción de Surfshark es que no tiene límite en el número de dispositivos beneficiados por los servidores VPN. Es decir, que puedes instalarlo o configurarlo en tus smartphones, tablets, ordenadores, consolas de juego y/o televisores. Eligiendo el servidor de uso en cada dispositivo.

Deja un comentario

Deja tu comentario