Una infección causada por la Naegleria fowleri, mejor conocida como la ameba comecerebros, cobró la vida de un niño en Estados Unidos. El menor se encontraba nadando en una zona poca profunda de un río de Nebraska, el lugar preferido de la ameba, cuando contrajo la infección.

De acuerdo con un reporte de The New York Times, autoridades de salud del Estado confirmaron la ameba como la causa de muerte del niño. Lindsay Huse, responsable del Departamento de Salud del Condado de Douglas, confirmó que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades todavía realizan pruebas en el cuerpo.

Según los funcionarios, el menor acudió con su familia al lago Elkhorn, ubicado al este de Nebraska. El niño quedó expuesto a la ameba al nadar en aguas poco profundas, el lugar favorito de la Naegleria fowleri. Posteriormente, desarrolló una Meningoencefalitis Amebiana Primaria, un tipo de encefalitis que es mortal en el 95% de los casos.

Así puedes contagiarte de la ameba comecerebros

Así puedes contagiarte de la ameba comecerebros
Foto: Mona Abo-Abda (Wikimedia Commons)

"A la ameba comecerebros le gusta las aguas poco profundas y con poco movimiento. Pueden vivir a temperaturas desde los 20 grados, pero prefieren aguas cálidas entre 30 °C y 42 °C", dijo a Hipertextual el doctor Jacob Lorenzo-Morales, director e investigador del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias (IUETSPC).

En caso de encontrarse en aguas de recreo, las personas corren el riesgo de contraerla al zambullirse. Lorenzo-Morales mencionó que una vez que se encuentra en el epitelio nasal, las amebas migran al cerebro para comérselo.

El investigador del IUETSPC detectó una infección por la ameba comecerebros en una niña de 10 años que se contagió al nadar en una piscina pública de España. A diferencia del menor estadounidense, la niña sobrevivió gracias a una detección temprana de Lorenzo-Morales y otros especialistas.

La doctora Kari Neemann, de la División de Enfermedades Infecciosas Pediátricas del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, dijo que la probabilidad de infectarse de esta ameba es mayor al nadar en aguas cálidas y poco profundas.

Cuáles son los síntomas y qué tratamiento se administra

Los síntomas se manifiestan entre uno y doce días después de contraerla y consisten en dolor de cabeza, fiebre, náusea y rigidez del cuello. A medida que avanza la enfermedad, el paciente sufre convulsiones o alucinaciones.

Las infecciones por la ameba comecerebros son raras. En Estados Unidos se registran entre 0 y 8 casos por año y solo hay 154 confirmados desde 1965. Aunque no existe una cura, se administra un tratamiento experimental con miltefosina y amfotericina B.

Según el doctor Lorenzo-Morales, el calentamiento global generaría condiciones para que la ameba se encuentre cómoda. El mejor modo de evitar una infección sería evitar nadar en zonas de agua estancada y de baja profundidad. De igual modo, limitar la posibilidad de que el agua entre por la nariz.

Deja un comentario

Deja tu comentario