Muchas veces, uno se pregunta a qué viene el nivel de indignación que alcanzan los seguidores de una franquicia como la de Star Wars. Es solo una historia, amigos; contada con mejores o peores modales o con mayor o menor agudeza y entendimiento de sus elementos esenciales, pero únicamente una historia al fin y al cabo. Quizá su cabreo ejemplifique la importancia que puede tener la ficción para las personas y, en definitiva, la bilis que ha provocado Obi-Wan Kenobi (2022).

Tal vez, si nos sentimos bien gracias al arte y a la catarsis que es capaz de proporcionarnos una narración en condiciones, las propuestas deficientes o que nos parezcan así por una subjetividad intratable nos ocasionan malestar. Pero hay que saber sobreponerse. Un asunto que, en lo que respecta a la miniserie protagonizada por el jedi de Ewan McGregor, puede relacionarse con el arco emocional del mismo desde la pesadumbre por Anakin Skywalker hasta el consuelo.

Pero no se trata de la única evolución que vemos aquí. Otra bastante relevante es la de la inquisidora Reva, a la que encarna Moses Ingram. No en vano, la secuencia inicial de Obi-Wan Kenobi está dedicada a ella. Pero lo que nos hacen creer al principio es que su ambición se enfoca en sustituir al tipo que encabeza su perversa orden, procurándose un gran éxito que la catapulte por sus méritos indiscutibles a los ojos del ejecutor imperial, el icónico Darth Vader. Pero nos engañan.

El arco emocional de Reva en ‘Obi-Wan Kenobi’

obi-wan kenobi reva moses ingram lado oscuro ewan mcgregor darth vader star wars
Lucasfilm | Disney+

En realidad, este personaje era una pequeña aprendiz cuando Anakin Skywalker traicionó a los jedi en Star Wars: La venganza de los Sith (2005) y, por orden de Sheev Palpatine, se dedicó a masacrarlos, incluidos los más jóvenes sensibles a la Fuerza, que se preparaban para convertirse en tales caballeros. Pero Reva sobrevivió y fue acogida en el lado oscuro, y todos estos años hasta la edad adulta se dedicó a preparar su venganza contra el asesino de sus compañeros.

De esta forma, cumple con lo que recomienda Vito Corleone en El Padrino (1972), un planteamiento que repite su hijo Michael en la continuación y Garganta Profunda en The X-Files (desde 1993) y que proviene de El arte de la guerra, el famoso ensayo militar de Sun Tzu (s. V.): “Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más cerca”. De este modo, uno podrá conocer debidamente sus puntos débiles y, por ello y su proximidad, destruirlos con una soltura superior.

Bajo el dominio del Imperio, Obi-Wan Kenobi emprende una misión trascendental

Ya disponible en Disney+

Pero Darth Vader siempre había estado por delante de Reva en Obi-Wan Kenobi y, cuando se dispone al fin a acabar con él, no constituye una rival digna. Sabiendo su origen y sus intenciones, había utilizado las habilidades de la inquisidora para llegar hasta su antiguo maestro, el jedi de Ewan McGregor, en su propio camino de venganza. Que tampoco logra, por otra parte. Y la frustración de ella la conduce a intentar matar al vástago inocente de su enemigo, Luke Skywalker.

Eludiendo el destino de Darth Vader y Kylo Ren

obi-wan kenobi reva moses ingram lado oscuro ewan mcgregor darth vader star wars
Lucasfilm | Disney+

Sin embargo, la antiheroína de Moses Ingram recuerda la matanza de los aprendices a punto de quitarle la vida al pobre chaval y no quiere proseguir con el asesinato. “¿Me he convertido en él?”, le pregunta más tarde a Obi-Wan Kenobi, y este le responde: “No, has elegido no hacerlo”. Con lo cual, se consiguen dos cosas: un triunfo del jedi al haberla ayudado como no le fue posible con su padawan y romper con una tradición del lado oscuro de la Fuerza en Star Wars.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Lo primero ahonda en el alivio de las tribulaciones que sufría el personaje de Ewan McGregor como descubrir que quien realmente “había matado” a Anakin Skywalker era el mismo Darth Vader según las últimas palabras que intercambiaron; y lo segundo, que Reva no termine igual que el villano más mítico en Star Wars: El retorno del Jedi (1983) y que Kylo Ren al final de El ascenso de Skywalker (2019): con la muerte justo después de su redención. Una novedad, no cabe duda.