El mundo de los auriculares true-wireless no ha hecho más que crecer desde que en 2016 Apple diese a conocer los AirPods. Decenas de empresas tecnológicas enfocadas en productos de consumo han lanzado desde entonces uno o varios productos de este tipo. Y Amazon, como no podía ser de otra forma, también se ha querido subir a este tren con sus Echo Buds, que ahora alcanzan su segunda generación.

Por fuera, estos Amazon Echo Buds no parecen nada del otro mundo, pues tienen un diseño bastante simplón. Una estética que creo que se puede definir como de Amazon Basics: cumple con su función, pero sin alardes de ningún tipo ni el refinamiento que sí encontramos en este sentido en otros auriculares de la competencia.

Por dentro, no obstante, la cosa cambia. Los Amazon Echo Buds de segunda generación tienen mucho más que ofrecer de lo que quizá parezca a simple vista. Tanto que, tras probarlos durante varias semanas, tengo bastante claro que son una de las mejores opciones en su rango de precio.

La función más llamativa de los Echo Buds de segunda generación es, sin lugar a dudas, Alexa. Es el eje sobre el que se erigen estos auriculares. Y no debe ser una sorpresa que sea así teniendo en cuenta el énfasis que está haciendo Amazon en llevar su asistente de voz a tantos tipos de dispositivos como sea posible.

Se trata, quizá, de la versión más íntima de Alexa, pues vive directamente en tus oídos, como si de la película Her se tratase. Y es capaz de hacer, para sorpresa de nadie, lo mismo que en cualquier otro dispositivo de Amazon: desde encender las luces de tu casa hasta explicarte alguna duda que tengas. Y, cómo no, también puede reproducir canciones o playlists concretas de tu librería musical. Todo ello, con tan solo decir “Alexa…”. No hace falta tocar botones o realizar gestos sobre el auricular.

Esto de tener un asistente de voz a una palabra de activación de distancia, eso sí, no es algo nuevo. Tanto Google con los Pixel Buds como Apple con los AirPods también llevan sus asistentes a los oídos de quienes los utilizan. Incluso es posible comprar auriculares de otras marcas –como Sony– que permiten interactuar con estos asistentes. Pero eso no quita que se agradezca –sobre todo si tienes el ecosistema de Amazon en casa– el poder realizar ciertas tareas usando únicamente la voz.

Amazon Echo Buds

Interesantes, incluso sin Alexa

Lo destacable de los Echo Buds de Amazon, no obstante, es que, incluso sin Alexa en la ecuación, seguirían siendo una opción sumamente interesante. Como decía previamente, estéticamente no son nada del otro mundo; simplemente cumplen con su función. Son ligeros, tienen una forma bastante genérica, se almacenan en un estuche de carga que tiene varios LEDs que indican el estado de carga… Nada sorprendente en estos lares. Pero cuando comienzas a usar los Echo Buds, te das cuenta de la cantidad de cosas que se han hecho bien pese a su precio.

Su sonido está en la línea de lo que se espera. Evidentemente, no brillan como unos WF-1000XM4 o unos AirPods Pro, pero ese tampoco es el objetivo. El benchmark en este caso está mucho más abajo, pues su precio también es notablemente inferior. Y, teniendo en cuenta ese factor determinante, podríamos decir que los Echo Buds ofrecen una experiencia sonora bastante buena.

Con la cancelación de ruido se podría decir algo parecido. Nada más ponertelos en las orejas, notas un descenso generalizado del ruido que te permite concentrarte en lo que estás escuchando con más facilidad. No es un sistema de cancelación de primer nivel que aísla hasta los sonidos leves, pero sí es más que suficiente para complacer a muchas personas que tan solo quieren poder poner más atención en su música que en los ruidos del día a día. 

Eso sí: para que el sistema funcione lo mejor posible es imprescindible que, al sacarlos de la caja por primera vez, dediques algunos minutos a escoger correctamente las almohadillas que mejor se adapten a tus oídos. Un buen sistema de ANC no solo depende de lo que el algoritmo sea capaz de filtrar; el aislamiento de las almohadillas también es determinante. Y esto, además, contribuirá a una mayor comodidad.

Amazon Echo Buds

En relación a lo anterior: la aplicación de Alexa ofrece una opción que analiza cómo de efectivo es el aislamiento de las almohadillas escogidas; en caso de ser insuficiente, el teléfono te avisará de ello para que las cambies por alguna de las otras incluidas en la caja. No todos los auriculares tienen una opción como esta, por lo que se debe elogiar que Amazon sí la haya implementado.

La aplicación Alexa también esconde diversos ajustes respecto a la cancelación de ruido, pudiendo escoger cuánto queremos que se aminoren los sonidos exteriores. También se ofrece un sistema de transparencia que permite escuchar el mundo exterior sin necesidad de retirarse los auriculares.

En lo que a batería se refiere, estos auriculares ofrecen alrededor de cinco horas de uso ininterrumpido con la cancelación de ruido activa. Cifra que se eleva en 15 horas usando el estuche de recarga. En este sentido, se sitúan justo en la media. Existen auriculares con cifras de autonomía más extravagantes, sí, pero los números de los Echo Buds son más que suficientes para la gran mayoría de casos.

Por cierto, Amazon vende dos versiones de estos auriculares: una con carga inalámbrica, y otra sin ella. La primera tiene un ligero sobrecoste, pero, si no estás acostumbrado a esta tecnología, siempre puedes optar por la más económica y ahorrar algunos euros extra.

Amazon Echo Buds

¿Merecen la pena los Echo Buds de segunda generación de Amazon?

Los Echo Buds, como comenté al principio del texto, son una de las principales opciones a considerar en su rango de precios. Muy pocos auriculares ofrecen estas prestaciones por tan poco dinero. Por lo tanto, si te planteas su compra, es difícil que quedes insatisfecho.

Eso sí: has de tener claro es que estos no son unos flagship killers. Es decir: no esperes la misma experiencia de unos WF-1000XM4 o unos AirPods Pro por la mitad de precio, porque eso no es lo que vas a encontrar. Si compras estos Echo Buds, que sea porque buscas unos buenos auriculares true-wireless con cancelación de ruido activa sin desembolsar cifras elevadas de dinero. Ahí, este producto destaca sin dudarlo.