Entre las múltiples novedades que esconde iOS 16 bajo el capó, se encuentra una que puede resultar clave para el futuro iPhone 14: la posibilidad de transferir tarjetas SIM virtuales (eSIM) de un teléfono a otro utilizando la conectividad Bluetooth.

En los últimos meses se ha rumoreado sobre la posibilidad de que el iPhone 14 no cuente con la clásica bandeja para tarjetas SIM. Un cambio que casa perfectamente con la obsesión de Apple de simplificar todo lo posible el diseño exterior del dispositivo.

Apple tiene muchos elementos perfectamente alineados para poder abordar dicho cambio con garantías de éxito: cientos de operadores de todo el mundo ofrecen eSIM a sus clientes y el iPhone, desde hace varios años, también permite usar este tipo de tarjetas en lugar de las físicas. Sin embargo, un proceso, el de la transferencia entre teléfonos, no estaba del todo bien resuelto. Y ahí es donde iOS 16 entra en juego.

La nueva versión del sistema operativo permite transferir fácilmente los datos de una eSIM de un teléfono a otro utilizando simplemente la conexión Bluetooth. Y, si funciona como se espera, el proceso será infinitamente más simple que el caos actual.

El caos de transferir una eSIM entre iPhone hasta la llegada de iOS 16

Antes de iOS 16, si tenías un iPhone con una tarjeta eSIM y querías transferir la misma a un nuevo iPhone, tenías tres opciones:

  • Conservar el QR original y rezar para que siga siendo válido. Para configurar una eSIM, por lo general, tu operador te entrega un código QR que posteriormente escaneas con el iPhone. Este QR, en muchos casos, caduca tras usarse por primera vez, por lo que conservarlo carece de sentido. En casos concretos, no obstante, ese mismo QR puede servirte para configurar otro iPhone en el futuro. Por lo tanto, si tu operador actúa de esta forma y tienes el QR original, puedes reutilizarlo para trasladar la eSIM al nuevo teléfono.
  • Contactar con tu operador o acudir a una tienda. Si el QR de tu operador caduca tras su primer uso, tienes que contactar con el operador para obtener un nuevo QR. Algunos lo envían por correo electrónico (la opción más cómoda), pero muchos otros requieren que acudas a una tienda física para obtenerlo, lo cual puede ser bastante molesto –especialmente si cambias de teléfono a menudo–.
  • Usar el sistema de transferencia de eSIM anterior y rezar para que tu operador lo soporte. La tercera opción es que tu operador soporte la función de transferencia de SIM automatizada que Apple implementó en iOS 13.1. El problema de esta vía es que el operador ha de ser compatible con el sistema. Es decir: tiene que implementar en sus servidores esta función. Y, como todos sabemos, los operadores no siempre son los más veloces implementando este tipo de soluciones. Por lo tanto, en muchos casos, esta vía no está disponible.

La nueva función de transferencia de eSIM presente en iOS 16 resuelve esta situación de una forma muchísimo más eficiente: transfiriendo los datos de la eSIM mediante Bluetooth entre los dos iPhone. Con este método, resulta indiferente lo que hagan los operadores o los sistemas que implementen. Todo el proceso ocurre, de manera local, entre un iPhone y el otro, sin mediación de los proveedores de red.

Esta nueva característica de iOS 16 cobra especial sentido considerando lo comentado anteriormente: que el iPhone 14 puede ser el primero en prescindir de la tarjeta SIM física. Para que ese proceso sea indoloro, atar cabos como este es imprescindible.