El nuevo PlayStation Plus en sus diferentes modalidades ya está disponible en todas las regiones principales. Sony ha cambiado diametralmente los esquemas de sus servicios de suscripción, y más allá de las nuevas modalidades, también trae consecuencias para todos.

En este sentido, los nuevos modelos de suscripción van a sacudir uno de los mercados secundarios que más han crecido alrededor de los servicios de Sony. Si la desaparición de PlayStation Now como servicio independiente ya nos daba pistas, ahora parece que tenemos la confirmación de que esto va a cambiar para siempre.

Y es que todo parece indicar que Sony va a decir adiós al servicio de venta de tarjetas de suscripción a PlayStation Plus. Esto puede parecer un asunto menor, pero la reventa de tarjetas de suscripción de uno, tres meses o un año constituye un importante mercado secundario en el que los usuarios generalmente pueden encontrar grandes ofertas.

Adiós a los grandes descuentos de tarjetas de PlayStation Plus

Sony, lógicamente, quiere que todas las suscripciones pasen a estar gestionadas directamente por su servicio online, por lo que va a cortar el grifo a la venta de tarjetas, aunque no tiene todavía fecha, desaparecerán de forma definitiva de las tiendas físicas y virtuales.

La razón principal es que con el modelo actual de tres niveles de PlayStation Plus y los diferentes períodos de suscripción, la gama de tarjetas de regalo sería bastante confusa, por lo que desaparecerán de manera definitiva, y todo se tendrá que hacer a través de la tienda de Sony.

Esto trae consecuencias directas para los marketplaces que vendían estas tarjetas con grandes descuentos debido al volumen que manejaban. G2A, Eneba, Ebay... se van a quedar sin acceso a esas tarjetas, y, por tanto, el grueso de los usuarios ahora tendrá que contratar el servicio directamente con Sony y pagar el precio oficial. Sin descuentos.

No obstante, esto también borra de un plumazo las sospechas de que muchos de los marketplaces secundarios ofrecían estos descuentos por volumen debido al poco control de los vendedores de sus marketplaces. Mucha suspicacia general que, en muchas ocasiones, la venta de los códigos de las tarjetas prepago provenian de compras masivas con tarjetas de crédito robadas.

Sea como sea, parece que con el nuevo PlayStation Plus todo cambia.