Las actualizaciones de software, salvo casos específicos, no gustan a nadie. Y si son de Windows, menos aún. Te interrumpen, a menudo tardan una eternidad en instalarse... No obstante, muchas veces son clave para el correcto funcionamiento del dispositivo en cuestión. E incluso para tu propia seguridad personal. Ese, por ejemplo, es el caso de la última actualización de software publicada por Microsoft, la cual, si tienes un dispositivo con Windows, debes instalar tan pronto como sea posible.

¿Por qué es tan importante la citada actualización? Porque resuelve una vulnerabilidad crítica que ha sido utilizada por algunos hackers para lograr acceso a los ordenadores de otras personas. Y lo más preocupante es que caer en su trampa resulta bastante simple: basta con abrir un archivo de Word que te envíen por correo u otro medio. Y, además, afecta a todos los sistemas operativos de Microsoft desde Windows 7 en adelante.

La vulnerabilidad en cuestión fue bautizada como Follina (CVE-2022-30190) por los investigadores. Esta, concretamente, permite tomar control de una herramienta de diagnóstico de Microsoft que, a su vez, facilita la instalación de programas, la manipulación de los archivos almacenados en el ordenador, etc.

Según explica Bleeping Computer, esta vulnerabilidad se ha utilizado para, entre otras cosas, atacar a agencias gubernamentales de los Estados Unidos y Europa desde China. No obstante, no se puede descartar que también se utilice en algún momento para atacar a empresas o incluso individuos concretos.

Cómo instalar la citada actualización de Windows

Para instalar la citada actualización de Windows basta con entrar en el panel de configuración del sistema, entrar en el apartado de Windows Update e instalar la actualización acumulativa de junio. Si tienes otras actualizaciones pendientes, es recomendable proceder con la instalación de las mismas igualmente.

Para proteger el equipo lo máximo posible en el futuro, también es recomendable activar las actualizaciones automáticas del sistema. Dedicando algunos minutos, incluso podemos programar a qué horas se puede reiniciar automáticamente el equipo –por ejemplo, de madrugada– o en qué tipo de redes queremos permitir la descarga.