Steve Jobs tenía ideas muy revolucionarias para el iPhone de primera generación, aunque algunas de ellas, lamentablemente, no se hicieron realidad. El fundador de Apple, por ejemplo, quiso que el primer teléfono móvil de la compañía fuese una especie de iPod con una rueda clic en el frontal y un teclado numérico en la parte posterior, algo que finalmente no llegó. Jobs también quiso eliminar una función que para aquel entonces era prácticamente imprescindible en los móviles, a favor de un diseño más icónico. Este sueño también tuvo que descartarse, pero podría hacerse realidad este mismo año.

Según cuenta Tony Fadell, quien fue vicepresidente senior de la división del iPod desde 2001 hasta 2010, el sueño de Steve Jobs era prescindir de la ranura para tarjetas SIM en el iPhone y así poder ofrecer a los usuarios un diseño más limpio y prácticamente sin puertos. El fundador de Apple dejó claro al equipo encargado del desarrollo del iPhone que no quería ver "otro agujero en él". Para hacerlo posible, quiso dejar de lado las redes GSM y apostar por CDMA, una tecnología de red que por aquel entonces solo utilizaba Verizon.

CDMA, en cierto modo, sí permitía prescindir de las tarjetas SIM y, por lo tanto, de la ranura para acoplar la misma en un smartphone, pues esta tecnología de red se incluía en el propio dispositivo. Esto, sin embargo, tenía varios inconvenientes. El primero, que los usuarios no podrían cambiar de operador sin antes cambiar de iPhone. El segundo, y el que llevó a Apple a descartar esta idea; la tecnología CDMA apenas se usaba. Fadell, de hecho, cuenta que tuvo que hacer uso de los datos de mercado para convencer a Steve Jobs de que prescindir de la ranura era una mala idea. Asegura, además, que para llevar la contraria a Jobs era necesario todo un equipo, y no solo una persona.

Un iPhone sin tarjeta SIM ya es posible, y podría hacerse realidad muy pronto

Imagen: Rubén Chicharro.

Lo que parecía imposible en 2007, es algo totalmente viable en 2022. De hecho, y según los últimos rumores, el iPhone sin bandeja para la tarjeta SIM podría hacerse realidad este mismo año. Actualmente es posible prescindir de una SIM física gracias a la eSIM, un formato virtual que permite la conexión con las redes de los diferentes operadores únicamente mediante la lectura de un código QR. Movistar, O2, Orange, Vodafone, y otras grandes compañías de telecomunicaciones ya cuentan con tarifas y servicios con eSIM. Muchos de estos operadores, incluso, las ofrecen gratuitamente.

Prescindir de la bandeja SIM, además, no solo permitiría un diseño más limpio. También supondría disponer de mayor espacio en el interior del iPhone. Espacio que podría utilizarse, por ejemplo, para una mayor batería o para la inclusión de componentes capaces de ofrecer más funciones en el propio smartphone. En cualquier caso, se espera que los iPhone 14 y 14 Pro, los cuales podrían anunciarse en septiembre de este mismo año, lleguen con una variante sin slot para tarjeta SIM, así como otra con este puerto para aquellos usuarios que no desean cambiar de operador.