Robert Krakoff, cofundador de Razer y conocido en la industria como RazerGuy, ha fallecido a los 81 años. Su deceso se produjo el pasado martes 26 de abril, aunque se hizo público recién dos días más tarde, a través de un tuit y un homenaje en la web de la compañía. A pesar de ello, la noticia pasó prácticamente desapercibida durante varias jornadas; no olvidemos que la compra de Twitter por parte de Elon Musk acaparó casi todas las miradas durante la última semana.

En su rol como ejecutivo, Krakoff se convirtió rápidamente en una de las principales figuras dedicadas a la promoción de periféricos específicos para gaming. Y en los primeros años de la década del 2000, se encargó personalmente de difundir las bondades de los dispositivos pensados especialmente para llevar la experiencia con los videojuegos a otro nivel.

Según recoge The Verge, RazerGuy fue una pieza clave para el lanzamiento del primer mouse gamer. El Razer Boomslang apareció en 1999 y abrió el camino a un catálogo de accesorios que no ha parado de crecer desde entonces.

Vale mencionar que, por entonces, Razer no era una compañía como tal. En principio se trató de una marca perteneciente a una firma llamada Kärna, desarrollada en colaboración con Fitch, una agencia de marketing. Y cuando la casa matriz dejó de existir en 2001 debido a graves inconvenientes económicos que la llevaron a la ruina, RazerGuy se alió con Min-Liang Tan —actual CEO y director creativo de la firma— para mantener a Razer con vida.

En 2005, Robert Krakoff y su socio convirtieron a Razer formalmente en una empresa. Y con el correr de los años lograron instalarla como una de las más destacadas en el ámbito de los periféricos para gamers. Pero la apuesta de la compañía no ha sido únicamente por ratones, teclados y portátiles para los jugadores hardcore, sino también por otros productos bastante peculiares; desde un escritorio personalizable hasta mascarillas futuristas, sin olvidarnos de los (francamente ridículos) dedales para jugar con el móvil.

No obstante, también han puesto la mira sobre la productividad y lo han hecho de forma muy acertada.

RazerGuy, el completo desconocido que puso a Razer en el mapa

El caso de Robert Krakoff es muy interesante porque, pese a ser pionero en la industria de los periféricos para gaming, también ha sido un completo desconocido para muchos. Con la excepción de aquellos que interactuaron con algún producto de Razer en los primeros años de la década del 2000, su nombre seguramente ha pasado desapercibido para la mayoría.

Pero RazerGuy fue clave para instalar la idea de que se podían crear accesorios para sacarle verdadero partido a los videojuegos de la época. Mucho antes de que otras marcas presentaran cualquier producto con luces RGB y lo etiquetaran como "gamer", claramente. Krakoff estuvo en contacto directo con los jugadores y siempre intentó darle un toque especial a su relación con los consumidores.

Tras conocerse la noticia de su fallecimiento, muchos usuarios de larga data aprovecharon para reconocer el sentimiento de cercanía que generaba el ejecutivo. Por mucho tiempo, los productos Razer se lanzaban con una nota firmada por el propio RazerGuy; pero eso no es todo, pues también compartía públicamente su dirección de correo electrónico y respondía asiduamente a las consultas de los compradores.

En los últimos años ya no tenía una incidencia diaria como la de sus primeros días, pero ejercía el título de "presidente emérito" de Razer. "El impulso y la pasión inquebrantables de Robert por el gaming siguen vivos y continúan inspirándonos a todos", indicaron desde la compañía en su mensaje de despedida.