Todavía no se ha estrenado, y siendo una de las series más aclamadas y más esperadas de Netflix, la compañía está especialmente interesada en que no se filtre nada de la última temporada de Stranger Things. Política de cero spoilers. No obstante, esta vez ha sido el material promocional el que ha jugado una mala pasada al servicio.

El Monopoly de Stranger Things, uno de los productos asociados que forma parte de la campaña publicitaria de la serie, ha spoileado totalmente lo que veremos en la primera parte de la nueva temporada. Tranquilos, no comentaremos los spoilers por aquí, pero ve con cuidado porque están dando la vuelta por internet.

Lógicamente, esto ha cabreado mucho a sus creadores (y suponemos que a la propia Netflix), puesto que esta vez no han sido spoilers lanzados por los primeros afortunados que ven la serie. Un mix de culpa entre la campaña promocional y anunciar merchandising asociado antes de tiempo.

El Monopoly de Stranger Things, culpable de los spoilers

Netflix - Stranger Things 4

La serie no se estrena hasta dentro de una semana, el 27 de mayo, y lo cierto es que ya se sabe mucho más de lo que se debería sobre lo que veremos en la primera parte de la última (y esperada temporada).

Todo parece indicar que los Hermanos Duffer han puesto especial empeño en crear sorpresas aprovechando el interés de la serie, y ahora muchas de ellas se han ido al traste para algunos de sus fans.

El problema es que muchas de las tarjetas del Monopoly de Stranger Things, estropean los principales puntos de la trama en los nuevos episodios, y esto ha enfadado particularmente a los creadores de la serie según apuntan en THR. Matt y Ross Duffer han hecho todo lo posible para mantener la historia en secreto y según cuenta el citado medio tuvieron un "colapso total" cuando se enteraron que los spoilers ya circulaban por internet.

Y es que, a diferencia de otras filtraciones, esta vez que el juego se compró en “un minorista reconocido a nivel nacional y de forma justa por un consumidor. Nadie lo robó; nadie con información interna lo filtró. Un error de vender antes de tiempo material promocional.

Parece que, aun con los esfuerzos de los Duffer, se ha destapado todo.