Hay muchas formas de empezar bien un fin de semana. Y una de ellas puede ser salir de madrugada a observar una bonita lluvia de estrellas. Esta noche, en la madrugada del 6 al 7 de mayo, tendrá lugar uno de los grandes eventos astronómicos del mes: el pico de las eta acuáridas. Se trata de meteoros procedentes de fragmentos del cometa Halley, que se observan cada año por esta fechas. Pueden verse en todo el globo, aunque, al contrario de lo que pasa con otras lluvias de estrellas famosas, es algo más visible en el hemisferio sur.

Aun así, dado que es una lluvia de estrellas bastante intensa, con hasta 60 meteoros por hora, posiblemente habrá meteoros para todos. Además, la Luna en fase creciente no se interpondrá con la observación. Y tampoco parece que vaya a haber mucha nubosidad, así que todo apunta en la buena dirección.

Eso sí, para verlo en todo su esplendor es recomendable esperar a que la radiante de la lluvia de estrellas, la constelación de Acuario, suba por encima del horizonte. Y eso ocurrirá a partir de las 4 de la mañana. En ese momento, además, la Luna se habrá ocultado por completo, por lo que todo estará listo para el espectáculo. 

Así puedes ver las eta acuáridas

Las eta acuáridas, al igual que las oriónidas de octubre, provienen de los escombros del cometa Halley. Es una lluvia regular e intensa, que se ve mejor en el hemisferio sur.

Pero todos podremos verla. Basta con posar la vista en un lugar lo más oscuro posible y fijar los ojos hasta que se acostumbren a esa oscuridad. Si nos tumbamos será más fácil, pues podremos ver más cielo de una sola vez. 

Suele decirse que se debe mirar a la radiante, pues es el lugar del que parecen nacer los meteoros de las lluvias de estrellas. No obstante, pueden verse en cualquier punto del firmamento.

Mayo, mes de lluvias de estrellas

Si esta lluvia de estrellas no nos convence, a final de mes puede que tengamos una segunda oportunidad con algo mucho más potente: una tormenta de meteoros.

Este es un fenómeno bastante raro, que se ve muy pocas veces en la vida de una persona. En primer lugar porque suelen darse cada bastante tiempo. Y en segundo lugar porque no siempre se observan en todo el planeta.

En una tormenta de meteoros se ven miles de estrellas fugaces en muy poco tiempo

Ocurre cuando nuestro planeta se encuentra con un parche denso de fragmentos de polvo liberados por un cometa o un asteroide no hace demasiado tiempo. Las leónidas son la lluvia de estrellas que más tormentas de meteoros deja. De hecho, en 2001 hubo una bastante importante.

Pero esta vez no serán estas, sino las tau hercúlidas, las que podrían traernos un interesante regalo en la noche del 30 al 31 de mayo. Según las predicciones de los astrónomos, podían verse miles de estrellas fugaces en un periodo de tiempo muy corto. Eso es espectacular, pero también supone que no pueda verse en todo el planeta. Si fuese un fenómeno largo coincidiría con la noche de prácticamente todos los puntos de la Tierra. Pero si solo ocurre en unos 15 minutos, disfrutarán del evento los lugares en los que sea de noche en ese corto periodo de tiempo. 

Las predicciones apuntan a que será en América del norte y del sur donde mejor se observe esta potentísima lluvia de estrellas. Pero estos cálculos no son definitivos hasta prácticamente la llegada del fenómeno. Puede que la hora no sea exacta y que en realidad sean los habitantes de otros lugares del mundo los que disfruten del espectáculo. O que finalmente no haya tantos meteoros.

Sea como sea, está claro que mayo es un mes de lluvias de estrellas, pues empieza con una estándar, pero muy bonita, y podría acabar con todos unos fuegos artificiales de fin de fiesta. Vale la pena salir a echar un vistazo.