En otra dimensión hubiésemos visto a Doctor Strange con el traje de Iron Man en Avengers: Infinity War, pero en la nuestra nunca ocurrió, aunque estuvo a punto de ocurrir. De hecho los guionistas de la película, Christopher Markus y Stephen McFeely llegaron a mostrar una foto durante un visionado para celebrar el aniversario de estreno de esta y de Avengers: Endgame.

Se trata de una foto detrás de cámaras de Benedict Cumberbatch que aparentemente ocurrió durante las secuencias con Doctor Strange, Tony Stark y Peter Parker, dentro de la nave-Q. En la foto se puede ver al superhéroe con la armadura de Iron Man.

Ambos guionistas explicaron que se decidió eliminar la escena dentro de la nave-Q porque "simplemente era demasiado larga", pero eso no significa que no hubiese sido espectacular. En el corte final de la película sí que rescatan al personaje de Cumberbatch, pero nunca lo vemos con la armadura diseñada por Stark.

Por algunos de los detalles que podemos ver en la imagen, se trata de uno de las armaduras basadas en nanotecnología que el propio Tony Stark utiliza a lo largo de la película. Tal vez el objetivo era proteger a Doctor Strange, de la misma forma en que lo hace con Peter Parker y su nuevo traje de Spider-Man.

Doctor Strange con la armadura de Iron Man ¿y Tony Stark con la Capa de Levitación?

Pocas semanas antes del estreno de Avengers: Infinity War en 2018, aparecieron fotos y vídeos de Robert Downey Jr con la Capa de Levitación de Doctor Strange. Inicialmente se dispararon todo tipo de teorías pero con los días el consenso general es que, simplemente, estaban bromeando en el set durante las grabaciones de la película.

Pero tras la revelación de una imagen de Doctor Strange con la armadura de Iron Man, es imposible no especular que en realidad hubo alguna escena en donde esto llegó a suceder, pero decidieron quitarla de la edición final de la película.

Avengers: Infinity War terminó convertiéndose en una de las películas más taquilleras de la historia, recaudando más de dos mil millones de dólares a nivel mundial. Más adelante Avengers: Endgame se convirtió en la número uno, con 2.700 millones de dólares de taquilla en todo el mundo, incluso superando a Avatar. Pero tras un reestreno en China esta última recobró el primer lugar.