Un nuevo día, una nueva polémica que involucra a Elon Musk. El empresario ha sido demandado por accionistas de Twitter, quienes lo acusan de hundir el precio de las acciones de la red social. La demanda hace hincapié en varias situaciones protagonizadas por el CEO de Tesla y SpaceX, tanto antes como después de anunciar la compra de la compañía, que supuestamente habrían quebrantado la ley.

Según los denunciantes, Elon Musk ganó unos $156 millones al no informar a tiempo que había adquirido el 5% de las acciones de Twitter. "Al retrasar la divulgación de su participación en Twitter, Musk manipuló el mercado y compró acciones a un precio artificialmente bajo, en violación del Código de Sociedades de California", dice el documento.

Pero la lupa también está sobre las declaraciones que Elon Musk ha realizado desde que se anunció el trato por 44.000 millones de dólares. Los accionistas consideran que los comentarios donde el magnate aseguraba que la adquisición se "pausaba temporalmente" debido a las dudas en las cifras de bots de Twitter también fueron en desmedro del valor de las acciones de la compañía.

"Musk procedió a hacer declaraciones, enviar tweets y caer en una conducta diseñada para crear dudas sobre el acuerdo y reducir sustancialmente el precio de las acciones de Twitter, para generar una ventaja que Musk esperaba usar para retirarse de la compra o renegociar su precio", indica la demanda.

La demanda se presentó en un juzgado federal de San Francisco, California, y menciona a William Heresniak como principal impulsor. De todos modos, se espera que sea avalada como demanda colectiva para representar a todos quienes han invertido en la red social fundada por Jack Dorsey.

Elon Musk, otra vez bajo fuego por la compra de Twitter

Elon Musk recibe una amenaza de muerte de Rusia | Twitter

Esta no es la primera demanda que Elon Musk enfrenta desde que se anunció la compra de Twitter. Una denuncia previa se había presentado contra el empresario por no informar a tiempo la compra de acciones de la red social; en tanto que su comportamiento en la plataforma ya ha sido motivo de múltiples controversias.

Más allá de lo dicho por el CEO de Tesla y SpaceX, Twitter indicó que la transacción seguía adelante y que no cambiaría sus términos. Y hasta el propio Parag Agrawal, actual director ejecutivo de la red social, reconoció que creía que la compra se concretaría. Esto, a pesar de que Elon Musk había dejado entrever que consideraba que el precio del acuerdo debería revisarse.

Por lo pronto, Elon Musk continúa trabajando en cerrar la financiación para la adquisición. El empresario pondrá otros 6.000 millones de dólares de su propio patrimonio para liberar sus acciones de Tesla como respaldo de un préstamo bancario. Recordemos que ya había comprometido el apoyo de varios inversores, como Binance y a16z, para reducir el margin loan original de 12.500 millones de dólares.

Volviendo a la más reciente demanda contra el magnate de origen sudafricano, el documento menciona que sus promotores pretenden recibir un monto no especificado por daños punitivos y compensatorios. Además, si prospera el pedido de una medida cautelar, Elon Musk se vería obligado a comprar Twitter al precio acordado de 54,20 dólares por acción.