Las actualizaciones siempre han sido una gran parte de la experiencia Microsoft, y con Windows 11 no iba a ser distinto. En general, suelen traer mejoras a nuestro sistema operativo, así como también actualizaciones a la base de datos de virus de Windows Defender y mejoras en los drivers del ordenador. No obstante, las cosas con el sistema de los de Redmond no siempre salen como pensamos.

Por eso, a veces es mejor posponer algunas actualizaciones que podrían resultar perjudiciales para nosotros. O incluso cuando no tenemos tiempo disponible, o una conexión limitada que no nos permite pasar por todo el proceso de descarga y posterior instalación.

Para ello, te mostraremos hoy varias formas distintas de detener las actualizaciones en Windows 11. En la nueva versión del sistema operativo de Microsoft existen varias formas de hacerlo, aunque te advertimos que ninguna es permanente.

Cómo pausar las actualizaciones de Windows 11

  • Entra al menú Inicio de tu ordenador.
  • Aquí, ve a Configuración.
  • Una vez abierta la app, desplázate hasta Windows Update, la última opción disponible en el listado ubicado en la barra lateral izquierda.
  • En caso de que tengas actualizaciones pendientes, las podrás ver en la parte superior de la ventana. Pulsando en Buscar actualizaciones puedes verificar que no quede nada por instalar. Si todo se encuentra al día, verás un mensaje que dice "¡Todo está actualizado!", junto a la última fecha de comprobación.
  • Justo debajo de esta opción encontrarás la función de Pausar actualizaciones.
  • Puedes pausar las actualizaciones de Windows 11 por un periodo máximo de tres semanas. Solo toca en Pausar durante 1 semana, o bien la flecha que aparece justo al lado de este botón. Esto abrirá una ventanilla que te permitirá elegir distintos periodos de tiempo.
  • Apenas toques esta opción, las actualizaciones quedarán pausadas. En caso de que quieras deshacer esta opción, solo toca en Reanudar las actualizaciones, botón que ahora aparece en el mismo sitio donde antes se leía Buscar actualizaciones.

Listo. Si has seguido todos los pasos, las actualizaciones de Windows 11 en tu ordenador no deberían volver a molestarte... hasta dentro de cinco semanas. Lamentablemente y a diferencia de versiones anteriores, la nueva iteración del sistema operativo no permite pausar esta característica de forma indefinida.

Personaliza la hora del reinicio

Si no quieres desactivar las actualizaciones de Windows 11, pero sí quieres controlar las horas a las que se reinicia tu ordenador para instalarlas, puedes hacerlo. De esta forma, evitas que el proceso comience cuando te encuentras trabajando o en momentos poco convenientes.

Opciones avanzadas de Windows Update
  1. En la pantalla de Windows Update, selecciona Opciones avanzadas.
  2. Aquí, busca y activa Notificarme cuando sea necesario reiniciar para finalizar una instalación.
  3. En esta misma lista, busca Horas activas. Verás que puedes seleccionar entre Automáticamente y Manualmente. Con esta última, podrás decidir las horas específicas en la que no quieres que tu ordenador se reinicie (durante tu jornada laboral, por ejemplo). En caso de seleccionar la primera, el ordenador se actualizará de forma automática cuando no lo estés usando.

Cómo desactivar las actualizaciones de Windows 11

En caso de que prefieras un método ligeramente más permanente, tienes que saber que existe uno. Ya sabíamos que funcionaba con Windows 10, pero ahora también ha sido comprobado para Windows 11.

Sin embargo, este método tampoco es permanente, aunque si tienes suerte puede llegar a durar mucho más que tres semanas. Aunque en un principio se creía que el ordenador no podía deshacer esta modificación, muchos sitios han comprobado que, eventualmente, todo volverá a la normalidad. Eso sí, puede que hacerlo te dé un respiro por un tiempo.

  • En tu teclado, toca la tecla Windows + R.
  • Se abrirá la ventanilla Ejecutar.
  • Aquí, escribe services.msc. Posteriormente, toca en Aceptar.
  • Verás una nueva ventana con una gran lista de opciones. Desplázate por ella hasta que encuentres Windows Update.
  • Haz doble clic sobre la opción, y verás que se abre otra nueva pantalla.
  • En el apartado Tipo de inicio, selecciona Deshabilitado.
  • Listo. Ahora solo tienes que reiniciar tu ordenador.

En caso de que quieras activar nuevamente la función, solo tienes que seguir los pasos anteriores. En Tipo de inicio selecciona Manual, y todo estará como antes.

Recuerda que esta modificación podría ser revertida por el sistema en cierto punto. Usuarios reportan que esto es más probable que suceda al reiniciar el ordenador, así que échale un ojo de vez en cuando para asegurarte de que todo está en orden.