Twitter cuenta con una serie de medidas para prevenir el acoso en la red social. Entre ellas, la posibilidad de silenciar palabras concretas, notificaciones o cuentas enteras, para así evitar que el usuario pueda leer mensajes que podrían dañarle. La plataforma también permite bloquear a usuarios para que no puedan ver o interactuar con contenido de la persona a la que están hostigado. En ocasiones, sin embargo, estas medidas no parecen ser suficientes.La compañía, para solventarlo, planea recurrir a aplicaciones de terceros que ofrecen funciones adicionales y más completas contra el acoso.

Según TechCrunch, la posibilidad utilizar apps que pretenden combatir el acoso en la red social forma parte de un programa de prueba que Twitter ha activado recientemente con el objetivo de mejorar la integración con servicios de terceros. La compañía, en concreto, está permitiendo a los desarrolladores crear aplicaciones que aparecerán en la plataforma cuando un usuario realice una acción concreta.

En el caso de las apps para hacer frente al acoso, se mostrarán cuando alguien silencie o bloquee una perfil de Twitter.

Twitter apuesta por los desarrolladores para hacer de la app un lugar mejor

Twitter, por el momento, está trabajando con tres apps que ofrecen funciones adicionales contra el acoso. Block Party, por ejemplo, permite aplicar filtros de bloqueo para silenciar y limitar aquellas menciones o publicaciones que pueden contener mensajes de odio. También permite bloquear a usuarios que han dado retweet o like a publicaciones, entre otras características.

Bodyguard, otra de las apps que se muestran en Twitter, es capaz de filtrar y eliminar automáticamente las publicaciones o mensajes que contienen mensajes de odio. Entre ellos, de racismo, homofobia, misoginia o cualquier otro tipo de contenido relacionado con el ciberacoso. Moderate, la tercera app aplicación destinada a combatir el acoso en la plataforma, también limita el contenido que puede afectar al usuario de forma automática. Ofrece, además, la posibilidad de comprobar si una cuenta es real o se trata de un bot. También incluye accesos directos al bloqueo de usuarios o a la acción de silenciar alguna publicación o cuenta.

La posibilidad de acceder a aplicaciones de terceros para combatir el acoso, es una ejemplo más del gran interés de la compañía por hacer de la red social un lugar donde prime la seguridad del usuario. Hace unos meses, Twitter anunció que estaba trabajando en la posibilidad de incluir un mensaje de alerta en aquellas conversaciones donde puede haber mucha división de opiniones o, incluso enfados. La plataforma también planea añadir avisos de coincidencia hacia usuarios que tienen intención de insultar a otras personas.