¿Te has preguntado si se puede alcanzar 4K de resolución y 60 FPS al jugar en la Steam Deck? Pues aparentemente es posible. Eso sí, el resultado tiene truco, y es que se necesita un proceso nada práctico para conseguirlo. Así lo ha probado el youtuber ETA Prime, quien en un vídeo muestra paso a paso cómo conseguirlo. Spoiler: no es nada sencillo... ni barato.

El vídeo subido al canal ETA Prime tiene una duración de 10 minutos. Durante este tiempo, vemos al hombre conectar exitosamente una tarjeta de vídeo Radeon RX 6900 XT al puerto M.2 del dispositivo. Esto lo logró retirando el disco SSD de la Steam Deck y reemplazándolo por la tarjeta.

ETA Prime puntualiza que, aunque intentó utilizar tarjetas Nvidia de distintas generaciones, ninguna logró funcionar con la Steam Deck. Esto le dejó como única opción el usar una tarjeta Radeon. Eso sí, tuvo que conectar la Radeon RX 6900 XT a un adaptador con la que fuera posible conectarla a la consola. Además, precisó de un suministro de energía externo para alimentar la tarjeta de vídeo.

"¿Por qué? Porque podemos"

Así ha descrito ETA Prime a su ingeniosa invención. Aunque por supuesto elimina la gracia de la Steam Deck, que es ser una PC gaming portátil. No obstante, demuestra las capacidades de personalización que existen con este interesante dispositivo. "Es definitivamente excesivo", asegura ETA Prime en su vídeo.

Esto no es algo que yo recomendaría hacer. El Steam Deck está pensado para ser portátil. Esto era solo una prueba para ver si funcionaba y, sí, quiero decir, definitivamente funciona.

ETA Prime

Con la SSD retirada, ETA Prime procedió a encender la consola usando una copia de Windows 11 instalada en una microSD. Sin embargo, los juegos usados en la prueba se encontraban instalados en un SSD externo conectado a la Steam Deck a través de un puesto USB-C.

Después de todo esto, conectó la Steam Deck a un monitor y la encendió. De esta forma, consiguió correr The Witcher III: Wild Hunt a 4K con todas las configuraciones en Ultra. En cuanto a los fotogramas por segundo, las pruebas demuestras que se mantuvo alrededor de los 108 FPS, un resultado impresionante. Grand Theft Auto V, por su parte, logró alcanzar los 70 FPS en la Steam Deck con los gráficos en "Muy altos".

Lamentablemente, la tarjeta gráfica no logró usar todo su potencial en las pruebas. El motivo es claro, y es que la CPU interna de la consola genera un cuello de botella con la tarjeta de vídeo, lo que limita en gran manera el rendimiento que pueden alcanzar los títulos más modernos.

Por esto, juegos como Cyberpunk 2077 solo alcanzaron entre 40 y 80 FPS en ajustes máximos a 1080p. La misma configuración fue usada en el recién lanzado Elden Ring, y en este caso la Steam Deck logró llegar a unos 46 FPS de media.

La flexibilidad de Steam Deck

La Steam Deck de Valve ha probado ser bastante multifacética. Hace casi un mes se liberó el soporte de Xbox Cloud Gaming a través de Microsoft Edge en la consola, y recientemente Valve publicó los drivers de la consola para que puedas instalar Windows sin problemas.

Valve no había tenido demasiada suerte con las consolas y gadgets lanzados en el pasado. No obstante, parece que en esta ocasión le han puesto el corazón, y los resultados así lo dejan ver.