Sabemos que a Xiaomi le gusta ir a por todo tipo de mercados y de cualquier clase de productos. Y era extraño que hasta ahora, con sus móviles enfocado a videojuegos no hubiera presentado un accesorio para ellos. El nuevo mando de Xiaomi llega no solo para complementar la experiencia de juego móvil, también para llevar una nueva alternativa para PC.

Y lo hace, además, con ideas muy interesantes que, a pesar de que está inspirado en los mandos clásicos de la PlayStation, lo cierto es lo mejora en muchos aspectos. Lo primero, la posición de los joysticks. El mando de Xiaomi ha aprendido del de Xbox y, manteniendo la forma del mando de PlayStation, cambia el stick izquierdo de posición, algo más cómodo para el juego.

Además incluye una de las funciones más pedidas por los jugadores: gatillos traseros. Si bien tanto el Xbox Elite como el accesorio para el mando de PS4 lo ofrecen, parece que se han olvidado de ello en esta generación. Y se trata de un funcionalidad más que interesante para los shooters, también en el móvil como Call of Duty o Fortnite.

El mando de Xiaomi es compatible con todo

Pero quizás la opción más interesante del mando de Xiaomi está en su compatibilidad. Al igual que los de la consolas, es compatible tanto con el móvil como con el PC, y además permite configurar hasta tres dispositivos entre los que podremos ir cambiando con un botón dedicado.

Incluye un sensor giroscópico con respuesta háptica. Es compatible con Bluetooth tanto de nuevos dispositivos a través de la banda de 5 Ghz como más antiguos a través de la 2,4 Ghz. Y como no podía ser de otra forma se podrá usar con los sistemas de juego más populares. Eso sí, solo PC, Smart TVs o móviles. Nada de consolas, ni PlayStation, ni Switch, ni Xbox, pese a que parece una alternativa más interesante que los mando estándar de dichas consolas.

Eso sí, por mucho que el mando de Xiomi parezca sencillo y asequible, no es barato. De hecho su precio en china se acerca al precio normal de los mandos tradicionales. 399 yuanes, lo que es lo mismo, casi 60€ al cambio sin impuestos, el precio de mando de la Xbox o la PlayStation.

Sea como sea, la única duda pendiente que queda es si saldrá a los mercados internacionales, puesto que puede ser una alternativa más que interesante para los jugadores de PC, al menos a falta de conocer su tasa de respuesta en entornos reales.