Fueron varios los actores que, gracias a su participación en Juego de Tronos, impulsaron sus carreras. Es el caso de Maisie Williams, quien dio vida a la legendaria Arya Stark, personaje que se mantuvo con vida hasta el —polémico— final de la serie. Aunque muchos podrían pensar que la actriz le tiene un cariño especial a dicho personaje por todo el tiempo que la interpretó, esa creencia está alejada la realidad.

En una entrevista con British GC, Maisie Williams confesó haber terminado resentida con Arya Stark. ¿La razón? Su trabajo en la serie de HBO coincidió con su pubertad, una etapa que no podía expresar a través del personaje.

"Creo que cuando comencé a ser mujer, estaba resentida con Arya porque no podía expresar aquello en lo que me estaba convirtiendo. Después también me molestó mi cuerpo, porque no estaba alineado con la parte de mí que el mundo celebraba", declaró.

En octubre de 2019, poco después de terminar la temporada final de Juego de Tronos, Maisie Williams reveló a Vogue que llegó a sentir vergüenza de su cuerpo debido a la caracterización de su personaje.

“Mi personaje estaba continuamente como disfrazada de chico, con el pelo muy corto y siempre cubierta de polvo. Además, oscurecían mi nariz para que pareciera más ancha y me diera un aspecto más masculino. Además de todo esto, me ponían una especie de faja para que no se notara que mis pechos estaban creciendo. No sé, era horrible estar así durante seis meses al año. Durante algún tiempo me llegué a sentir un poco avergonzada de mi cuerpo”.

A pesar de que las palabras de Maisie Williams podrían interpretarse como un desprecio hacia a Arya Stark y a la etapa que vivió en la producción, la actriz deja claro que lo disfrutó. Eso sí, no es algo que extrañe vivir. "Lo miro con mucho cariño y con mucho orgullo. Pero… ¿por qué querría hacerme sentir triste por lo más grande que me ha pasado? No quiero asociar eso con sentimientos de dolor".

British GC aprovechó el momento para preguntarle a Maisie Williams si estaría dispuesta a interpretar a Arya Star nuevamente. La actriz dijo que, si bien no cierra la puerta a otra oportunidad, "tendría que ser en el momento adecuado y con las personas adecuadas".

Por ahora, sin embargo, no hay indicios de que HBO pretenda crear otra serie que involucre la participación de Arya Stark. Los esfuerzos de la productora están centrados en La Casa del Dragón, el primer spin-off de Juego de Tronos que se estrena el próximo 21 de agosto en HBO Max. Su historia transcurre unos 200 años antes de los eventos de la serie principal, y se enfoca en la Casa Targaryen.

Ahora bien, es un hecho que la compañía producirá múltiples spin-off en el futuro. Quizá alguno de ellos contemple el regreso de Maisie Williams al universo creado por George R. R. Martin.