Elon Musk se ha dirigido directamente a España y ha causado revuelo, como no podría ser de otra manera. El CEO de Tesla y SpaceX escribió en Twitter que se debería construir una planta solar fotovoltaica en el país para suministrar energía a toda Europa. No tenemos detalles sobre esta idea de Musk, pero ha llamado la atención de Pedro Duque e incluso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En un tuit, afirmó que España está tomando muchas medidas en este sentido y que el mercado de los paneles solares en España no deja de subir. Hasta le lanzó una indirecta para que invierta en el país. Pero ¿sería realmente viable construir una central solar de ese calibre?

En su tuit, Elon Musk no matiza la idea a la que se refiere pero, con la información que tenemos, "la idea de una macroplanta que suministre energía a toda Europa es pura fantasía". Así opina José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), quien argumenta que una planta de ese tamaño en el territorio español tiene muchos retos por delante. "Ahora bien, entre eso y nada hay varios escenarios", aclara. 

Es cierto que España tiene uno de los mejores recursos solares de Europa por nuestra temperatura y nuestras horas de luz. En este sentido, somos uno de los países con mayor riqueza natural del mundo. Disfrutamos de una media de 300 días de sol al año, con una media de 2.500 horas de sol.

Gracias a eso, la capacidad de aprovechamiento de las paneles solares es mucho mayor a la de otros países de Europa. Además, el precio de la energía solar es muy competitivo. No obstante, Donoso apunta a desafíos como las trabas administrativas. "Hay muchos proyectos pero los procedimientos son lentos y se pierde más tiempo del que se debiera. Un año que hemos perdido por papeles en una planta fotovoltaica en funcionamiento es un año de CO2 que se podría haber evitado, de riqueza que no se ha generado y de energía que podría ser más barata", explica en entrevista con Hipertextual

El problema de enviar la energía a Europa

Las trabas administrativas son un problema para los proyectos actuales relacionados con las paneles solares, ya sea relacionados con la construcción de plantas o para el autoconsumo. Por ello, una gran central solar como la que plantea Elon Musk necesitaría superar, en primer lugar, la gran barrera de la burocracia. En el hipotético caso de que se consiguiera, el siguiente problema sería la capacidad para trasladar esa energía a Europa. 

La capacidad de interconexión de España es limitada porque, al ser una península, solo estamos conectados directamente con Francia. Toda la electricidad tiene que pasar por las conexiones con este país. No pasa lo mismo, por ejemplo, en Alemania, que por su situación geográfica puede comercializar electricidad a través de varios países europeos. Si esta situación no cambia, la megaplanta de Elon Musk no triunfará, continúa el director general de la UNEF.

"Mientras que estas interconexiones no mejorasen o se incrementasen, cualquier proyecto de este tipo no tiene sentido. Pero por impacto en el territorio tampoco tendría sentido un único proyecto gigantesco. Lo que sí lo tiene es que aprovechemos esa capacidad para producir una energía eléctrica barata. Y captar inversiones industriales para nuestro país".

José Donoso

El otro desafío

Al respecto, José Manuel Pérez Rodríguez, director de Regulación Energética y Asuntos Gubernamentales en EDP, argumenta que el problema empezaría incluso antes. Para poder enviar la energía solar o cualquier otro tipo de renovable a Europa, el primer paso es transportarla a través de nuestro territorio.

Pérez Rodríguez coincide con José Donoso en que una única planta no tendría sentido, y que tendrían que construirse varios módulos de paneles solares en diferentes localizaciones. "Que funcionen de manera coordinada y evacúen la energía en diferentes puntos de la red de distribución de electricidad", explica a Hipertextual. "El mayor problema es conseguir permisos y capacidad de acceso para exportar esa energía a través de la red existente", añade. 

El experto en el sector del hidrógeno renovable de EDP hace referencia a que los accesos a la red eléctrica son escasos; y que actualmente hay promotores de energía renovable que quieren evacuar la producción de su energía y no hay accesos disponibles. Poder evacuar la producción es el primer paso para que luego llegue a otros países. José Manuel Pérez Rodríguez también coincide en el reto que tiene España al ser una "isla energética". "Sin ampliar esa capacidad de interconexión con el resto de Europa, sería difícil que la idea de Elon Musk tuviera éxito", subraya. 

La realidad es que la megaplanta solar que propone Elon Musk no es una prioridad

De todas maneras, la pregunta también es si la central solar que plantea Elon Musk es una de las medidas urgentes dentro del sector de las energías renovables en España. Para algunos expertos, lo primero quizá sea dotar a la administración de herramientas que permitan agilizar los procesos para proyectos relacionados con esta energía. Por ejemplo, más allá de las plantas o paneles solares, las trabas –provocadas entre otras cosas por el informe de Impacto Ambiental– llegan a otros sectores como el de la instalación de infraestructura de recarga de coches eléctricos. 

Hipertextual hablaba en otro reportaje con expertos sobre la lentitud a la hora de implementar puntos de recarga en autopistas y autovías; así como la necesidad de modernizar la infraestructura. "No es de recibo que una empresa que quiere invertir y quiere crear puestos de trabajo, se vea obligada a esperar un año y medio para poner en marcha algo para lo que ya tiene la inversión, las ganas y el know how", criticaba Saúl López, e-mobility manager de Transport & Environment. El problema es parecido en lo que respecta a la gestión del Plan MOVES III

Contratar a un asesor para obtener ayudas

Los desafíos que tiene fomentar la conducción eléctrica tienen una relación estrecha con los de la energía solar en España. El Plan de Recuperación y Resiliencia o los fondos Next Generation de la Unión Europea han dado ayudas para la instalación de paneles solares, ya sea para la administración o en el sector privado. Pero la burocracia se interpone.

Íñigo Amoribieta, CEO de la empresa de autoconsumo fotovoltaico Otovo, dice a Hipertextual que para acceder a las ayudas para las Comunidades Autónomas se tiene que pasar por un proceso largo y cansado. "Hasta el punto que la gente necesita de un asesor para pedirlas", afirma. 

Es cierto que los fondos son considerables y que se puede llegar a subvencionar entre el 40 y el 50% del coste de la instalación de las placas solares. "Pero hay que preparar todos los documentos, revisarlos… Se está cargando a la administración", comenta. Para el autoconsumo, las trabas burocráticas provocan que se tarde hasta 3 meses en que se dé el permiso para la instalación de las paneles solares, cuando en otros países el proceso no dura más de un par de semanas. Amoribieta apunta a otras soluciones para agilizar el proceso, como bajar el IVA o actualizar los procesos para intentar simplificarlos. 

A España le gustan los paneles solares

Ahora ha sido Elon Musk el que ha puesto la idea de una gran planta solar sobre la mesa, pero no es la primera vez que se plantea. José Manuel Pérez Rodríguez, de EDP, recuerda que se ha hablado en distintos foros sobre proyectos parecidos, pero "no es lo mismo que lo diga alguien aquí a que lo diga a nivel internacional una persona como él". A nivel europeo, se han publicado varios estudios sobre la necesidad de ser independiente energéticamente, sobre todo si los países de los que dependen tienen problemas geopolíticos, como está ocurriendo actualmente por la guerra de Ucrania. 

Ser independientes no solo es importante a nivel de país, sino también de forma privada. Con los precios de luz con máximos históricos, el futuro de la energía solar también pasa por el autoconsumo. España ha evolucionado mucho en este sentido. En 2021, se instalaron 1.203 megavatios de nueva potencia en instalaciones de autoconsumo, según la UNEF. El crecimiento es del 101.8% respecto a 2020.

El éxito pasa por el autoconsumo

Estos datos muestran que instalar paneles solares en una residencia ya no es una rareza. Además de un mayor conocimiento sobre esta energía, así como una mayor conciencia, el factor clave es que las nuevas tecnologías han ayudado a que los precios hayan bajado con respecto a otros años. Sigue siendo una inversión importante, que ronda los 5.000 euros, pero el precio medio, por vatio instalado, de los sistemas de energía solar residencial han bajado alrededor de un 70-100% desde el año 2000. Desde ese año hasta ahora, una placa cuesta un 4%, añade Íñigo Amoribieta.

Parte importante del éxito del autoconsumo pasa por la instalación y utilización de baterías en casa. Una parte de la energía que se obtiene durante el día, y no se ha consumido, se guarda y se reserva para las noches. El problema, al igual que las placas solares en el pasado, es el precio.

Eso también está cambiando. Los precios, sea para coches eléctricos, para autoconsumo en casas o negocios o dispositivos móviles, está bajando. De hecho un buen porcentaje de baterías que utilizaremos en casas en el futuro serán celdas recicladas o reutilizadas que vienen de packs en vehículos eléctricos. Además, a medida que la oferta aumente y más empresas entren en el negocio, serán cada vez más accesibles desde un punto de vista económico.

Imparables desde 2018

Estudiar la independencia energética es una cosa y convertirla en realidad una muy diferente, aunque los expertos argumentan que España está dando pasos muy importantes aunque no vaya a construir una planta solar que suministre energía a toda Europa. José Donoso reconoce que el país ha pasado años de desfase en este sentido con respecto a otros países de la Unión Europea, pero que en este momento se está avanzando a una velocidad muy buena. 

La potencia solar fotovoltaica en España se ha triplicado en los últimos 3 años y ha pasado de 4,7 MW en 2019 a 15,1 MW en 2021. Ese avance ha permitido que la producción eléctrica aumente en un 37%, concluía el documento Avance del informe del sistema eléctrico español 2021. También es, en este momento, la cuarta energía renovable más utilizada en el territorio por debajo de la energía hidráulica, la de ciclo combinado y la eólica.

El mercado de los paneles solares empezó a vivir su momento de gloria en 2018, cuando se derogó el llamado impuesto al sol, que obligaba a los propietarios de instalaciones fotovoltaicas a pagar unos impuestos por conectarse a la red eléctrica. Mucha gente se planteaba si verdaderamente valía la pena instalar un sistema de generación solar porque ese impuesto retrasaba mucho, además, la amortización de las plantas solares. 

Instalar paneles solares es la mejor inversión

Ahora, el panorama es muy distinto, y más allá de los proyectos de plantas solares en España, el éxito de la energía solar pasa por el autoconsumo residencial. Íñigo Amoribieta subraya a Hipertextual el avance de la tecnología, que ha conseguido abaratar la instalación de placas solares para el autoconsumo. En el contexto actual de subidas históricas del precio de la luz, la energía solar es, además de sostenible, una inversión.

Una instalación fotovoltaica puede costar cerca de 5.000 euros, pero Otovo ha traído un modelo en el que se pueden alquilar las placas. "Se genera electricidad muy por debajo del coste que tiene el mercado mayorista a día de hoy", explica. 

El mercado solar para el autoconsumo residencial no para de crecer, aunque se mantienen algunos retos más allá de la burocracia. El CEO de Otovo aclara que cuando habla de este concepto se refiere a viviendas unifamiliares, en las que hay más tejado del que necesitas para alimentar la vivienda. "Pero en España, a diferencia de otros países de Europa, la inmensa mayoría de la gente vive en edificios de pisos. Y el ratio de tejado por vecino es bajo en este tipo de construcciones", aclara.

Aunque esos tejados se llenaran de paneles solares, no se podría generar la energía suficiente para todas las personas que viven debajo. En las comunidades de vecinos también se instalan paneles solares, pero la capacidad da para las luces de los pasillos, ascensores o piscinas comunitarias.

"España es una excepción, en otros países hay densidad de viviendas unifamiliares mucho más altas y aquí requerimos de soluciones industriales". 

Íñigo Amoribieta

La planta solar de Elon Musk no es imposible, pero ahora es poco probable

Las oportunidades que tiene España en lo que respecta a la energía solar son muchísimas. El mercado ha pasado de estar a la cola de Europa a ser uno de los más prometedores. No por nada somos el país del sol. Si tenemos esto en cuenta, es cierto que podríamos pensar que deberíamos cubrir el país de paneles solares y generar nuestra propia electricidad. Y en horas de sol, ser exportadores netos y alimentar al resto de Europa. 

Sobre este tema, también es importante aclarar que el calor extremo en los meses de verano no es tan perjudicial como mucha gente piensa. Es cierto que la temperatura ideal de los paneles solares ronda entre los 20 y 25 grados. A partir de ahí, se produce un sobrecalentamiento y eso puede reducir la producción de la energía. "La operativa óptima de un panel no es de 40 grados, pero es mejor estar a esa temperatura con mucho sol, que en un lugar oscuro y con muy pocas horas de sol como en Noruega. El excesivo calor reduce un poco la producción pero no la elimina", explica Íñigo Amoribieta.

Elon Musk habrá tenido todos estos factores en cuenta para escribir el tuit sobre la construcción de una planta solar en España. No le falta razón en la gran oportunidad que sería un proyecto como ese pero, por ahora, seguramente no sea el próximo paso dentro del mercado solar. "Nos quedan muchos megavatios por instalar y estamos a años vista de generar nuestra propia independencia energética, como para pensar en empezar a exportar", argumenta Amoribieta.

Aunque estamos hablando de una persona que suele mirar siempre hacia adelante y pone el foco en proyectos que triunfarán en un largo plazo. Elon Musk piensa en algo que puede ocurrir en 25 años, no en 5. La misma persona que quiere enviar a gente a Marte.