Los Bridgerton siguen generando de qué hablar. Se trata de una de las series del momento en Netflix, un relato sencillo pero que atrapa a propios y extraños. Hasta tal nivel, que la producción va a ritmo de romper récords dentro de la plataforma. Pero no todo son noticias positivas.

Esta serie está inspirada en las novelas de Julia Quinn. La escritora es una de las voces más destacadas de la actualidad, con el romance histórico como su principal fortaleza dentro de la construcción de sus tramas. No le ha ido mal: parte de su obra ha sido traducida a 41 idiomas. ¿Esto es un inconveniente? Para ella, no. Pero en la adaptación de Los Bridgerton sí está generando algunas cuestiones. 

Algunos lectores han cuestionado la adaptación, desarrollada por Chris Van Dusen. En particular, ha habido críticas en relación a la boda de Anthony, interpretado por Jonathan Bailey, y Kate, interpretada por Simone Ashley. Durante la serie, este momento no fue registrado. En cambio, dentro de la obra literaria sí se produce. Esto motivó una respuesta de Van Dusen.

Los Bridgerton y la explicación sobre ese momento

La segunda temporada de Los Bridgerton está enfocada en Anthony, quien desea dar un paso hacia adelante en relación con su vida emocional. Para ello, explora distintas opciones a la vez que descubre su interés por Kate, con quien termina relacionándose. Mientras en las novelas de Julia Quinn la boda de ambos es desarrollada, en la adaptación de Netflix esto no sucede igual. 

Ante la disparidad, Chris Van Dusen explicó en TV Line

“Desde el punto de vista del tono, nos preguntábamos cómo sería la boda de Kate y Anthony. La Reina patrocinó la boda de Edwina y Anthony, y no iba a hacerlo dos veces. También está el vínculo de Kate y Edwina. Su historia de amor fraternal con Kate era tan importante como la historia de amor principal entre Anthony y Kate”.

Acá entra en juego otra cuestión: las libertades que Los Bridgerton se ha tomado en relación con la obra literaria. Una de las más evidentes tiene que ver con la relación que un principio tenían Edwina y Anthony, inventada en el relato de Netflix. El detalle no es menor porque esto alteró la relación entre las hermanas. A propósito de esto, Van Dusen dijo: 

Nuestra Edwina consigue ser un personaje totalmente formado en la serie. Cualquier otra cosa la reduciría a ser un accesorio. La versión de ella en el libro era mucho menos dimensional. No quería que fuera así. Quería que tuviera sentimientos y pensamientos. Me gusta mucho el episodio 6, y por eso, después de que no se casara, vimos a Edwina ser amable con la Reina y el Rey. Edwina es inherentemente amable”.

Por tanto, parte del peso narrativo en Los Bridgerton cae sobre sus hombros, mientras otras cuestiones, como la boda entre los protagonistas, no tiene el espacio deseado por los seguidores.