Que David Simon vuelva a Baltimore, donde trabajó de periodista durante trece años y transcurre su aclamada The Wire (2002-2008), y junto a George Pelecanos, que colabora con él desde entonces, es todo un acontecimiento. No solamente debido a que a esa serie televisiva se la señala como la mejor de la historia y La ciudad es nuestra (desde 2022), disponible en HBO Max, constituye una revisitación prometedora del hito temático y estilístico que supuso aquella, sino por lo bien que conocen el lugar.

No en vano, lo que nos ofrecieron antes y nos brindan aquí es una apuesta por el realismo aparente, el más crudo y verosímil al que se puede llegar en el séptimo arte, para presentarnos otra recreación del funcionamiento policial en su lucha contra el crimen y su concomitancia con unos modales narrativos por los que, si nos dijesen que se trata de un documental, podríamos creérnoslo. Una propuesta que, no obstante, no podrá construir un complejo fresco social como The Wire a no ser que continúe.

Regresa el montaje dinámico e impresionista puntual de escenas urbanas seleccionadas con el puro ingenio de sus responsables, como Terrence Malick escoge las suyas en los hermosos dramas que rueda, pautado con monólogos auténticos y elocuentes de los protagonistas. En esta ocasión, el sargento Wayne Jenkins de Jon Bernthal, que antes ha interpretado a Shane Walsh en The Walking Dead (desde 2010), al Griff de Baby Driver (2017) o a Frank Castle en The Punisher (2017-2019).

‘La ciudad es nuestra’: el hiperrealismo de David Simon y George Pelecanos

HBO Max

La estructura que David Simon y George Pelecanos le asignan a La ciudad es nuestra se parece a la de un puzle confuso, con múltiples piezas que no se sabe muy bien de qué forma se juntarán hasta que las van colocando en su sitio paulatinamente, y los avances del argumento y sus enigmas turbios se producen sin prisa ni lentitud. Para ello, se usan flashbacks con el objetivo de comprender la problemática situación de Baltimore y la actitud de determinados personajes.

Así mismo, su propósito realista, que por lo general nos deja una planificación sobria de cámara en mano y hasta fija y sin muchos movimientos de Reinaldo Marcus Green, alcanza incluso los diálogos, que no han sido escritos para masticarle la información a los espectadores en absoluto. Igual que en The Wire, cuanto escuchamos podría salir por la boca de personas existentes, profesionales de los distintos ámbitos que se implican en la trama delincuencial, indistinguibles de los que vemos aquí.

Si el arte imita a la vida, lo de David Simon y George Pelecanos, que han unido sus talentos también para la elaboración de Treme (2010-2013) con Eric Ellis Overmyer y The Deuce: Las crónicas de Times Square (2017-2019), los convierte, no ya en los Diego Velázquez, sino en los Leng Jun de la ficción televisiva por derecho propio. Cosa que, claro, demuestran de nuevo por lo que hablamos con su hiperrealismo casi documentalista en La ciudad es nuestra.

Un regalo para los amantes de ‘The Wire’

HBO Max

No podía abordarse este proyecto de otra forma si consideramos la implicación de estos cineastas y que lo que nos muestran son hechos reales, los de uno de los casos más sonados de putrefacción policial en Baltimore, que el ex periodista Justin Fenton narra precisamente en el libro We Own This City: A True Story of Crime, Cops and Corruption (2021): el relacionado con la Fuerza Especial de Rastreo de Armas y el Wayne Jenkins de Jon Bernthal al frente de la misma.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

El actor estadounidense construye, con mil y un matices que se notan en su propia gestualidad e incluso en el modo en que camina, a uno de sus personajes redondos, inquietantes en su conducta imprevisible. Y qué gusto encontrarnos con el grandullón de Delaney Williams en la piel de Kevin Davis, un intérprete al que valoramos por su sargento Jay Landsman de The Wire. La guinda para que La ciudad es nuestra se revele como la obra idónea de HBO Max para los que aman aquella serie impresionante.