Etsy, una de las plataformas de comercio electrónico más populares actualmente, se está enfrentando a un boicot masivo a partir de hoy. Y es que el reciente aumento en las comisiones por venta ha provocado un gran descontento entre miles de vendedores. Aunque han intentado obtener atención de maneras menos "agresivas", Etsy no los ha escuchado, razón por la cual han convocado a una huelga que no solo los involucra a ellos, también a los compradores.

The Verge recoge que el boicot comienza hoy 11 de abril y se extenderá hasta el 18 del mismo mes. Durante este periodo de tiempo, los vendedores que deseen participar deben pausar la operación de sus tiendas usando el "modo vacaciones". De momento, cuentan con el apoyo de aproximadamente 15.000 vendedores, quienes han firmado su compromiso en tan solo una semana. Se espera que en los siguientes días la cifra siga creciendo.

Ahora bien, en cualquier plataforma de comercio electrónico, los compradores igualmente juegan un papel esencial. Por tal motivo, los vendedores los animan a no realizar ninguna compra a través de Etsy dentro del periodo señalado. Lo anterior, desde luego, beneficiaría la causa, pero al mismo tiempo perjudicaría a las tiendas que no están interesadas en participar en la huelga.

Etsy arrastra varios problemas desde hace tiempo

El escándalo que hoy enfrenta Etsy nació el pasado 24 de febrero, cuando la compañía reportó que el cuarto trimestre de 2021 fue el más exitoso de su historia en cuanto a ingresos se refiere. Sin embargo, Josh Silverman, CEO de la plataforma, aprovechó el informe financiero para anunciar que las comisiones por venta aumentarían un 30%. Es decir, del 5% crecerán hasta el 6,5% a partir del 11 de abril.

Kristi Cassidy, quien posé una de las tiendas más populares en la plataforma y ahora lleva las riendas del boicot, dice que Etsy ha toma diversas decisiones que están perjudicado a los vendedores desde hace tiempo. Algunas de ellas desde que Silverman se convirtió en el nuevo director en 2017.

Además del tema de las comisiones —no es la primera vez que las aumentan—, también es el hecho de obligar a algunos vendedores a participar en programas de publicidad o permitir que se vendan productos fabricados en masa. Otra acción que está dañando la imagen de la plataforma es que existen muchos revendedores que ni siquiera ofrecen sus creaciones.

Cassidy advierte que este boicot es tan solo la primera acción de protesta contra Etsy. Inclusive cree que podría marcar un precedente para que los vendedores formen una comunidad organizada para defenderse. Afortunadamente, muchos compradores también están de su lado, pues una buena parte de ellos compra en Etsy no solo por el hecho de obtener un producto, también para apoyar a los creadores.

"A medida que Etsy se ha alejado más y más de su visión fundacional a lo largo de los años, lo que comenzó como un experimento en la democratización del mercado se ha convertido en una relación dictatorial entre un imperio tecnológico sin rostro y millones de artesanos explotados, en su mayoría mujeres", menciona una parte de su petición en Coworker.org.