Elon Musk ha vuelto a expresar su más sincera opinión a través de su perfil de Twitter. El CEO de Tesla y SpaceX, que parece haber pasado el fin de semana en Berlín tras visitar la Gigafactory de Tesla, ha dejado claro que se negó a entrar a una popular discoteca de la ciudad alemana porque la palabra 'Paz' estaba escrita en la pared.

Berghain es una popular discoteca de música electrónica ubicada en Berlín, Alemania. Muchos describen ese lugar como un imprescindible para cualquier amante de la fiesta que visita la capital, y la mayoría de asistentes coinciden en que acceder al club no es nada fácil. Elon Musk, sin embargo, escribía lo siguiente en su cuenta: "¡Han escrito la palabra PAZ en la pared de Berghain! Me he negado a entrar".

Pasaron horas hasta que Elon Musk intentó explicar por qué rechazó acceder a la exclusiva discoteca. "Paz. ¿Paz? Odio esa palabra. Aquellos que se preocupan por la paz (incluido yo mismo aspiracionalmente) no necesitan escucharla. ¿Y los que no se preocupan por la paz? Bueno… ", tuiteaba. Algunos de sus seguidores opinaron de forma contraria a Elon Musk, alegando que las palabras pueden hacer cambiar nuestras percepciones.

Imagen: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images.

Muchos usuarios, sin embargo, no creen que Elon Musk se negara a entrar a la discoteca por el simple hecho de que la palabra 'Paz' estuviese escrita en la pared. Piensan, en cambio, que fueron los porteros quienes negaron el acceso al magnate. De hecho, la difícil entrada al club no es por las largas colas o porque los accesos a las instalaciones no estén correctamente señalizadas. Es porque el código de vestimenta y conducta para entrar es muy estricto.

Vestir de negro, tener un rostro serio, hablar en alemán o no parecer un turista son algunos de los requisitos para acceder al recinto. Incluso la web de Berghain es capaz de predecir si una persona puede ser apta para entrar en base a sus expresiones faciales y su voz. Parece importa cuánto dinero tengas, ni qué empresas gestiones. Si no cumples los requisitos, no se te permite el acceso.

Elon Musk, mientras tanto, continúa realizando acciones solidarias hacia Ucrania, país invadido por Rusia. El CEO de Tesla y SpaceX lleva semanas enviando cargamentos con antenas de Starlink para facilitar la conexión en la región y sus fronteras. Elon Musk también retó al propio Vladimir Putin a un combate cara a cara para poner fin al conflicto bélico y conversó con Volodymyr Zelensky sobre futuros proyectos espaciales, según confirmó el presidente ucraniano.