La Unión Europea presentaría nuevos cargos contra Apple en la investigación que comenzó en 2019 a raíz de una denuncia de Spotify. Según Reuters, los mismos se darían a conocer en las próximas semanas y pondrían en evidencia el incremento del escrutinio regulatorio contra la compañía de Cupertino.

El citado informe no menciona cuáles serían las nuevas acusaciones que Europa plantearía contra los de la manzana. Solo indica que serían incluidas en una "declaración de objeciones complementaria", que se utiliza cuando se consiguen nuevas pruebas o se modifican algunos elementos para respaldar un caso.

Así se añadirían más páginas a la ya extensa (y conflictiva) relación entre Apple y la plataforma de streaming de música y podcasts. Recordemos que los primeros dardos entre ambas datan de mediados de 2016, cuando Spotify acusó a los californianos de favorecer a Apple Music al imponer a sus competidores el uso del sistema de suscripciones de la App Store.

Las idas y vueltas entre ambas compañías llevaron a que los suecos presentaran una queja formal frente a la Comisión Europea en 2019. Esto derivó en una investigación que en 2021 arrojó una acusación de abuso de poder contra la compañía dirigida por Tim Cook. Por lo pronto ni Apple ni los reguladores europeos han hecho declaraciones públicas con respecto a las aparentes nuevas acusaciones que se conocerían en próximas semanas.

La disputa entre Apple y Spotify sumaría un nuevo capítulo

Los cuestionamientos de Spotify a Apple por la obligación de usar el sistema de suscripciones de la App Store no son nuevos, claramente. Sin embargo, es creciente la presión sobre la empresa estadounidense para que comience a flexibilizar sus políticas en torno a su tienda en línea. Así, por ejemplo, los de la manzana recientemente recibieron su décima multa en los Países Bajos por impedir que las apps de citas utilicen medios de pago de terceros.

Y no olvidemos que la Ley de Mercados Digitales pretende acabar con la modalidad adoptada por empresas como Apple con sus plataformas y servicios. De acuerdo con la legislación europea, las tiendas de aplicaciones dominantes ya no podrán eliminar aplicaciones que pretendan implementar pasarelas de pago alternativas.

Esto no solo impactaría sobre el mencionado conflicto entre Apple y Spotify, sino también en el resonado caso de Epic Games y Fortnite. No obstante, todavía falta bastante tiempo para que la normativa comience a regir; algunos analistas consideran que recién a partir de 2023 podrían empezar a verse algunos cambios relacionados a la misma.

Más presión sobre los de Cupertino

Corea del Sur y Japón son otros de los países que tomaron medidas para que Apple —al igual que Google— no limiten a los desarrolladores. De hecho, a fines de marzo se conoció que los de Cupertino ya permiten a algunas apps (como Netflix o la propia Spotify) enlazar a sitios externos para que los usuarios puedan registrarse y gestionar sus cuentas.

Dicha medida se había anunciado el año pasado, pero por entonces Spotify no se había mostrado del todo conforme con su alcance. "Este es un paso en la dirección correcta, pero no resuelve el problema. Los desarrolladores quieren reglas claras y justas que se apliquen a todas las aplicaciones. Nuestro objetivo es restaurar la competencia de una vez por todas, no un paso arbitrario y egoísta a la vez. Continuaremos presionando por una solución real", había dicho Daniel Ek, CEO del servicio de streaming.

Y a todo esto hay que sumarle que Google ha decidido permitir los métodos de pago alternativos en la Play Store, comenzando con Spotify. ¿Habrá influido esta decisión en los nuevos cargos que la Unión Europea presentaría contra Apple? En próximas semanas tendríamos más precisiones.