Cuatro conductores de Amazon han presentado una demanda a la compañía por quedarse atrapados en un almacén que colapsó a causa del tornado que afectó a gran parte del sur y medio oeste de Estados Unidos el pasado 10 de diciembre, tal y como han confirmado los abogados Ben Crump y Bob Hilliard. Los trabajadores aseguran que Amazon no realizó ninguna modificación del horario para garantizar la seguridad de sus empleados, pese a que recibieron avisos de la llegada del tornado "hasta 36 horas antes".

El colapso del almacén, ubicado en la ciudad de Edwardsville, en Illinois, dejó a centenares de personas atrapadas y causó seis muertes. También decenas de heridos. Jamarco Hickman, Evan Jensen, Jada Williams y Deontae Yancey, quienes han presentado la demanda con la ayuda de los abogados Ben Crump y Bob Hilliard, se encontraban en las instalaciones ese mismo día. En el borrador de la denuncia al que ha tenido acceso Insider, los cuatro trabajadores detallan cómo Amazon actuó con negligencia ante la alerta del tornado y la preocupación de sus empleados.

Evan Jensen y Jada Williams alegan que pidieron a sus superiores abandonar las instalaciones ante la llegada del tornado, pero estos amenazaron con despedir a ambos si volvían a casa. Deontae Yancey y Jamarco Hickman aseguran que recibieron instrucciones para refugiarse en los baños del almacén cuando los encargados recibieron alertas adicionales sobre la llegada del tornado. Yancey también intentó marcharse a casa, pero subraya que le obligaron a quedarse. Minutos después de las órdenes de los responsables, el tornado golpeó las instalaciones, que colapsaron inmediatamente.

Amazon recibió alertas sobre la llegada de un tornado, pero pidió a sus empleados que no abandonaran las instalaciones

En la demanda también aparece el nombre de Deon January, quien representa a DeAndre Morrow, un empleado que falleció a causa del derrumbe del almacén después de ser obligado a permanecer en ella durante el tornado, pese a que su turno extras había terminado y pese a que la compañía recibió avisos previos sobre el temporal.

La demanda hace hincapié en varios puntos en los que Amazon fracasó a la hora de garantizar la seguridad de sus empleados y que podrían haber evitado el fallecimiento de trabajadores como Morrow. Entre ellos, el "no evacuar a todos los presentes en la estación de entrega de sujetos cuando Amazon sabía o debería haber sabido que mantener a las personas trabajando en el centro, incluido DeAndre Morrow, los colocaba en peligro inminente y cuando Amazon sabía o debería haber sabido que el área estaba en riesgo de un tornado".

No es la primera vez que surge una demanda relacionada con este acontecimiento. Según Reuters, la familia de Austin McEwen, un trabajador de 26 años que falleció tras el derrumbe, también denunció a Amazon por no actuar con cautela aún habiendo recibido avisos conforme las condiciones eran "muy inseguras".