Un tribunal de Reino Unido sentenció a un usuario de Twitter a 150 horas de trabajo comunitario tras publicar "contenido extremadamente ofensivo" en la red social. De acuerdo con The National, Joseph Kelly violó la Sección 127 de la Ley de Comunicaciones, que castiga la publicación de mensajes "obscenos, indecentes o amenazantes".

Kelly, de 36 años, se burló de la muerte del Capitán Tom Moore, un militar condecorado de la Segunda Guerra Mundial. Un tweet del 3 de febrero de 2020 decía : "El único buen soldado Británico es uno muerto, arde viejo amigo, ardeeee".

Pese a que el autor eliminó la publicación a los veinte minutos, el daño estaba hecho. Kelly no solo enfrentó las reacciones de otros usuarios de Twitter, sino también una ley que persigue a los británicos que publican contenido ofensivo.

El Tribunal del Sheriff de Lanark condenó al agresor a 18 meses de supervisión y 150 horas de trabajo comunitario. Aunque Kelly se libró de ir a prisión, el alguacil de Cottam dijo que la sentencia servirá como ejemplo para disuadir a los demás.

"Es importante que otras personas se den cuenta de lo rápido que las cosas pueden salirse de control", dijo el alguacil.

El abogado defensor argumentó que, al momento de la publicación, el acusado estaba ebrio y pasaba por una situación difícil a nivel emocional.

Publicar mensajes ofensivos en Twitter te puede enviar a la cárcel en Reino Unido

Credit: Hannah Busing

Bajo la Sección 127 de la Ley de Comunicaciones de 2003, una persona es acusada de "Uso indebido de la red pública de comunicaciones electrónicas" si envía mensajes extremadamente ofensivos, de carácter indecente, obsceno o amenazante.

También si transmite mensajes falsos que causen inconvenientes, ansiedad innecesaria o molestia a otra persona. En caso de ser culpable, el acusado podría recibir una multa y pasar hasta seis meses en prisión.

De acuerdo con Open Rights Group, desde la aprobación de esta ley se han juzgado 5.316 personas. Las ofensas van desde llamadas telefónicas obscenas, hasta mensajes de texto de acoso.

Debido a que la Sección 127 se implementó antes de la llegada de las redes sociales, su aplicación genera controversia. El propósito de su promulgación fue para evitar el uso de servicios públicos para transmitir mensajes que violan los principios básicos de una sociedad.

Aunque Twitter, Facebook y otras redes sociales son privadas, el hecho que los mensajes ofensivos se transmiten por internet es suficiente para iniciar un proceso judicial. Los magistrados del Reino Unido consideran internet como una red pública.