Tesla pagará a sus empleados ucranianos hasta tres meses de sueldo si fueron requeridos para pelear en la guerra de Ucrania. La empresa confirmó en un correo interno que el personal que opera como reservista durante la invasión de Rusia mantendrá su empleo. Pasado el trimestre se analizará la situación y se tomarán nuevas medidas.

En una carta enviada a los empleados de Europa, Medio Oriente y África (EMEA), a la que tuvo acceso CNBC, se mencionan las acciones de Tesla y SpaceX en el conflicto bélico. Axel Tangen, director de Tesla para el norte de Europa, mencionó que la prioridad son sus empleados y familias.

Para cualquier empleado de Tesla que sea ciudadano ucraniano y se le haya pedido que regrese a Ucrania para el servicio activo como reservista, mantendremos su empleo y salario durante 3 meses, con miras a evaluar después de este período según sea necesario.

La decisión de Tesla llega luego de que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, declarara un estado de emergencia que ordenó reclutar reservistas de 18 a 60 años. El mandatario movilizó a más de 200.000 personas para enviarlas al frente de batalla desde el primer día de la invasión

El apoyo de Tesla en la guerra de Ucrania

Foto: Marla Aufmuth

La compañía también anunció que abrieron Superchargers en la frontera con Ucrania para apoyar a los afectados. La empresa contactó a cerca de 5.000 propietarios de un Tesla de ese país para comunicarles que pueden usar las estaciones de carga de manera gratuita. La oferta aplica para cualquiera que tenga un coche eléctrico, sin importar el fabricante.

Las acciones de la empresa no terminan ahí, ya que también colaboró en el despliegue de Starlink en Ucrania. Según Tangen, Tesla se asoció con SpaceX para agilizar el empaque y envío de antenas hacia el país en guerra. Empleados de la Gigafactory de Berlín se ofrecieron como voluntarios para configurar, probar y empacar cientos de platillos del servicio de SpaceX.

Hace unos días, Elon Musk confirmó el envío de antenas Starlink para mantener activa la conexión a internet. Ante la amenaza de sabotajes y cortes de energía, Mykhailo Fedorov, viceprimer ministro de Ucrania, envió un mensaje en Twitter a Musk pidiendo ayuda.

La respuesta no se hizo esperar y el CEO de Tesla y SpaceX dijo que el servicio ya estaba activo en el país.

En el correo interno se menciona que voluntarios de la Gigafactory de Berlin trabajaron durante tres días para empacar y probar las antenas de Starlink. Sumado a eso, el equipo de Energía ensambló una flota de Powerwalls y cables de corriente con equipo donado y chatarra de la fábrica alemana.

Voluntarios de la Gigafactory de Berlín colaboran con SpaceX

Empleados de la Gigafactory de Berlín se ofrecieron como voluntarios

Tesla no cuenta con presencia oficial en el país, sin embargo, la compañía hace lo posible por apoyar a las víctimas de la guerra de Ucrania. Aunque el ofrecimiento de antenas de Starlink tiene una buena causa, algunos expertos en seguridad advierten sobre el peligro de usar internet satelital en una zona de conflicto.

"Si Rusia tiene un avión especializado en vuelo, puede dectectar señales satelitales y marcarlas como blancos" dijo a CNN Nicholas Weaver, experto en seguridad de la Universidad de California en Berkeley. Los rusos ya probaron que pueden rastrear señales y sabotear al enemigo en Siria, por lo que una antena de Starlink convierte a su dueño en un blanco potencial.

Elon Musk está al tanto de esto y advirtió usar el servicio con precaución e instalar la antena lo más alejado posible de las zonas pobladas. Por ahora el servicio de internet se mantiene estable en gran parte de Ucrania, excepto al este y sur del país debido a los bombardeos constantes del ejército ruso.