Un estudio realizado por científicos del Instituto de Investigación Southwest de Colorado ofreció más información sobre los volcanes de hielo en Plutón. Con la ayuda de imágenes de la sonda New Horizons, los investigadores se enfocaron en un área de características jamás vistas en el sistema solar.

Los científicos analizaron imágenes de dos montículos llamados Wright Mons y Piccard Mons, capturadas por la New Horizons en julio de 2015. Pese a que la NASA consideró en ese momento que se trataban de criovolcanes, el nuevo estudio ofrece más datos sobre su formación.

El Wright Mons mide entre 4 y 5 km de alto y tiene una forma similar al volcán Mauna Loa de Hawái. Cuenta con una extensión de 150 km y en la cumbre tiene un cráter de profundidad igual o mayor a la altura de la montaña.

Los flancos de Wright Mons y gran parte del terreno circundante, incluidas las grandes elevaciones cercanas, exhiben una textura ondulatoria/montículo que varía en longitud de onda/escala desde unos pocos hasta aproximadamente 20 km de ancho.

Resurgimiento criovolcánico a gran escala en Plutón. Singer, KN, White, OL, Schmitt, B. 

Esta elevación pudo formarse por condensación y sublimación de depósitos gruesos de metano. Por su parte, el Piccard Mons tiene una altura de 7 km y una extensión de casi 250 km. El cráter posee una forma cónica y su profundidad es de casi 5 km.

Los volcanes de hielo se encuentran al suroeste de Sputnik Planitia, una llanura de hielo de 1.000 kilómetros de extensión. Esta planicie es parte de la región en forma de corazón que aparece en la icónica fotografía a color del planeta enano.

Los criovolcanes de Plutón son jóvenes, a nivel geológico

Resurgimiento criovolcánico a gran escala en Plutón. Singer, KN, White, OL, Schmitt, B. et al.

El área donde se localizan los montículos es única en Plutón y en todo el sistema solar. De acuerdo con Kelsi Singer, científica planetaria del Instituto de Investigación Southwest de Colorado, la región es relativamente joven a nivel geológico ya que no existen cráteres de impacto.

Según los cálculos, tendría entre 1 y 2 mil millones de años de antigüedad, aunque hay algunas zonas con menos de 200 millones de años. El estudio menciona que las estructuras voluminosas, potencialmente ricas en hielo de agua, se emplazaron en la superficie de Plutón en la última parte de su historia.

Sputnik Planitia, la llanura de hielo de Plutón

Los criovolcanes habrían expulsado líquido o un hielo más sólido capaz de fluir. La científica indica que el fluido tendría una consistencia fangosa, similar a la salsa de tomate. El hielo de nitrógeno puede fluir o relajarse viscosamente en una escala de tiempo relativamente corta en el planeta enano.

Las características geológicas de la región son morfológicamente diferentes a cualquier otra registrada en el planeta o el sistema solar. El descubrimiento resulta sorprendente para los científicos, puesto que la formación de estos montículos requiere más calor interno del que pensaban que tenía Plutón.

El criovulcanismo en el planeta se documentó inicialmente basándose en los estudios de las sondas Voyager en las lunas Encélado (Saturno) y Tritón (Neptuno). La investigación actual concluye que la región analizada surgió de procesos criovolcánicos de un tipo y escala hasta ahora exclusivos de Plutón.