En las últimas semanas hemos conocido múltiples detalles de Obi-Wan Kenobi, la esperada serie original de Disney Plus que se estrenará el próximo 25 de mayo. Sabemos, por ejemplo, que Darth Vader y los Inquisidores serán los villanos que intentarán contrarrestar al legendario maestro Jedi. Sin embargo, el plan original de Lucasfilm no era contar con la presencia del mencionado Sith, sino con un antagonista completamente diferente: Darth Maul.

De acuerdo a la información de The Hollywood Reporter, el primer guion de Obi-Wan Kenobi tenía a Darth Maul como villano principal. De hecho, Ray Park, quien lo interpretó en Star Wars: Episodio I: La amenaza fantasma, estaba listo para retomar su papel. Entonces… ¿por qué lo descartaron?

Es bien sabido que la historia de Obi-Wan Kenobi sufrió cambios importantes a lo largo de su desarrollo. El más significativo de ellos sucedió al comenzar el 2020, lo cual provocó que la serie quedara pausada por tiempo indefinido.

El citado medio menciona que, cuando el guion pasó por los ojos de Dave Filoni y Jon Favreau, quienes actualmente llevan las riendas de Star Wars en el ámbito narrativo, se percataron que la historia podía ser muy similar a The Mandalorian. ¿La razón? El argumento, supuestamente, proponía que Kenobi dejase de esconderse para proteger a Luke Skywalker, que en aquel entonces era tan solo un niño. El hijo de Anakin Skywalker y Padmé Amidala estaba en peligro porque Darth Maul había emprendido su búsqueda.

Esta propuesta tenía cierta similitud con The Mandalorian, donde ahora vemos a Din Djarin cuidando a Grogu para evitar que sea raptado por las fuerzas restantes del Imperio. A lo largo de sus dos temporadas, e incluso en algunos episodios de El libro de Boba Fett, se ha construido una relación padre-hijo que ha tenido un éxito enorme en Disney Plus.

Debido a lo anterior, Filoni y Favreau instaron a los responsables de Obi-Wan Kenobi no solo a prescindir de Darth Maul, sino a pensar "en grande" e incluir a un villano de la talla de Darth Vader. Pero no estaría solo, pues bajo su mando veríamos a la Orden de los Inquisidores. La decisión final estaba en manos de Kathleen Kennedy, directora de Lucasfilm, que no dudó en pausar la serie tras los comentarios de los mencionados creativos.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Curiosamente, no está claro si Ray Park alcanzó a filmar algunas escenas antes del giro repentino en el guion. Una fuente de THR asegura que el actor estuvo en el set entrenando durante la etapa de preproducción de Obi-Wan Kenobi, mientras que otra afirma que Park ni siquiera alcanzó a involucrarse en el proyecto.

Si no eres fan acérrimo de Star Wars, quizá te estás preguntando lo siguiente: ¿Darth Maul no había muerto a manos del propio Obi-Wan Kenobi en dicho largometraje? Pues no, el villano sobrevivió a pesar de que su cuerpo quedó partido a la mitad. No obstante, esta información se supo muchísimo después del estreno de Episodio I gracias a las series animadas. En las producciones live action, su regreso se oficializó en Han Solo: una historia de Star Wars.

Obi-Wan Kenobi cambió de rumbo

Después de todo, Obi-Wan Kenobi no tendrá el papel de protector de Luke Skywalker, sino el de un personaje que está huyendo para salvar su vida. Tras la ejecución de la Orden 66, el Imperio intenta exterminar lo que quedó de la Orden Jedi, incluyendo a Kenobi. Para ello ha recurrido a los Inquisidores, un grupo de asesinos letales cuyo único objetivo es cazar a los Jedi. Será la primera vez, por cierto, que veremos a los Inquisidores en una producción live action tras su paso en las series animadas, cómics y videojuegos.