David Bennett, quien apenas el pasado 7 de enero recibió un trasplante de corazón de cerdo, murió a los 57 años de edad. El anuncio fue realizado por el Maryland Medical Center, lugar donde se llevó cabo la cirugía. Aunque no especificaron la causa exacta de su muerte, dijeron que la salud del paciente comenzó a deteriorarse en días recientes.

Los familiares de David Bennett agradecieron las atenciones de todo el personal involucrado en tan complejo experimento. "Estamos agradecidos por cada momento innovador, cada sueño loco, cada noche de insomnio que se dedicó a este esfuerzo histórico. Esperamos que esta historia pueda ser el comienzo de una esperanza y no el final".

Pese al lamentable desenlace, en la Universidad de Maryland son conscientes que el primer trasplante de corazón de cerdo del mundo les ha dejado un enorme aprendizaje de cara al futuro.

"Hemos obtenido conocimientos invaluables aprendiendo que el corazón de cerdo genéticamente modificado puede funcionar bien dentro del cuerpo humano mientras el sistema inmunitario se suprime adecuadamente. Seguimos siendo optimistas y planeamos continuar nuestro trabajo en futuros ensayos clínicos.

Muhammad M. Mohiuddin, director del programa de xenotrasplante del Maryland Medical Center.

Bennett y su familia conocían los riesgos

Universidad de Maryland

Las palabras de Mohiuddin son compartidas por Bartley P. Griffith, el doctor que lideró el procedimiento: "Al igual que con cualquier primera cirugía de trasplante en el mundo, esta ha aportado conocimientos valiosos que, con fortuna, informarán a los cirujanos de trasplante para mejorar los resultados y potencialmente brindar beneficios que salvarán la vida de futuros pacientes."

Desde un principio, trasplantar el corazón de cerdo a David Bennett fue un proceso sumamente complicado. En primer lugar, la piara fue modificada de forma genética para eliminar aquellos genes que podría provocar un rechazo. Además, fue necesario involucrar un medicamento que reforzase la inmunosupresión, evitando así que el cuerpo reaccionara contra el nuevo órgano. Desafortunadamente, la institución académica no aclaró qué problema surgió en el organismo del fallecido.

Previo a la cirugía, el propio Bennett y sus familiares conocían los riesgos que conllevaba la misma. Sin embargo, era la única opción para extender su periodo de vida, ya que no era elegible para un trasplante de corazón humano. "Antes de dar su consentimiento para recibir el trasplante, el Sr. Bennett fue totalmente informado de los riesgos del procedimiento, que era experimental y con beneficios desconocidos."

Un trasplante de corazón de cerdo polémico

Kenneth Schipper Vera (Unsplash)

El trasplante, desde que se dio a conocer, tuvo los reflectores encima, pero no siempre en un buen sentido. Por un lado, algunos activistas defensores de los derechos de los animales criticaron el procedimiento. ¿El motivo? Consideran que no es correcto sacrificar a un cerdo en beneficio de un humano. No obstante, ignoraron su pronunciamiento.

Otro tema que no se puede dejar de lado es el pasado turbio de Bennett. Según un reporte de The Washington Post, pasó varios años en prisión por apuñalar a una persona. Esta última, por fortuna, no perdió la vida. Se le condenó a 10 años en la cárcel por intento de homicidio pero, gracias a su buen comportamiento, pudo salir antes. Esto no evitó que un sector del público criticara que alguien como Bennett tuviera la oportunidad de prolongar su vida.

"Hasta el final, mi padre quería seguir luchando para preservar su vida y pasar más tiempo con su amada familia, incluidas sus dos hermanas, sus dos hijos, sus cinco nietos y su adorado perro Lucky. Pudimos pasar algunas valiosas semanas juntos mientras se recuperaba de la cirugía de trasplante, semanas que no hubiéramos tenido sin este esfuerzo milagroso", expresó uno de sus hijos.

Más allá de la controversia que rodeó el caso, será interesante ver cómo la ciencia, tras el aprendizaje obtenido en el primer trasplante de corazón de cerdo, sigue dando pasos para mejorar los resultados de los xenotrasplantes.