Facebook contrató a Targered Victory, una empresa de consultoría republicana estadounidense, para dañar la reputación de TikTok, según informa The Washington Post. El reporte señala que la sucia jugada contra la plataforma china se puso en marcha únicamente en Estados Unidos. La mencionada firma recurrió a periódicos locales para intentar infundir una opinión negativa contra TikTok. ¿La razón? Es un competidor al que no han podido contrarrestar, ni siquiera a través de Instagram.

De hecho, en documentos obtenidos por el citado medio, un directivo de Targered Victory deja claro que, para Facebook, "TikTok es la verdadera amenaza", y agrega: "Especialmente por ser una aplicación extranjera que es la número uno en compartir datos que usan los adolescentes". Desde luego, es curioso que la red social de Meta se exprese de esta manera cuando ellos mismos suelen estar involucrados en escándalos de privacidad de manera constante.

Durante la campaña, Targered Victory estuvo compartiendo noticias que hablaban negativamente sobre TikTok. Algunas de ellas fueron parte de la oleada de reportes cuando Donald Trump, el anterior presidente de Estados Unidos, emprendió una guerra contra la plataforma de ByteDance. Según las autoridades, TikTok era usado como un arma de espionaje por parte de China. Las operaciones de la compañía en EE. UU. estuvieron a punto de ser vendidas a un tercero para sobrevivir en el territorio ante un inminente bloqueo.

Sin embargo, para darle "mayor credibilidad" a la información contra TikTok, la consultora también se apoyo en opiniones negativas de políticos demócratas y otras figuras públicas influyentes. El trabajo de Targered Victory fue impecable en el sentido de que, en ningún caso, pudo establecerse una relación directa entre los medios y Facebook. La mala noticia —para ellos— es que el reporte de The Washington Post expone la verdadera asociación que existía por detrás. De momento, eso sí, Facebook no se ha pronunciado al respecto.

Facebook no puede con TikTok

Crédito: Unsplash

Claramente, el objetivo de Facebook es deshacerse de su mayor rival a como dé lugar, y sin importar las prácticas a las que sea necesario recurrir. Esta sucia jugada se da a conocer poco después de que Facebook reconociera haber perdido usuarios activos diarios por primera vez en toda su historia. Tan solo en Norteamérica, su mercado más importante a nivel global, perdieron 1 millón de usuarios diarios. En contraste, TikTok no deja de crecer, principalmente entre el público joven.

Por si lo anterior no fuera lo suficientemente preocupante para los dirigidos por Mark Zuckerberg, WhatsApp e Instagram no muestran signos de crecimiento en trimestres recientes. El caso del segundo es especialmente preocupante porque su responsabilidad es precisamente hacer frente a la popularidad de TikTok. Ni siquiera la introducción de novedades constantes, muchas de ellas copiadas de TikTok, han sido suficientes para aumentar su popularidad.

Toda esta situación, en conjunto, provocó que Facebook se desplomase en la bolsa. En cuestión de un día perdió el 24% de capitalización bursátil, siendo la mayor perdida de valor en 24 horas para una empresa estadounidense en la historia.