El servicio técnico oficial de Apple, así como los centros autorizados, ya no repararán aquellos iPhone estropeados que han sido reportados como perdidos o robados, según informa Macrumors. El portal ha tenido acceso a una nota interna que la compañía de Cupertino está enviando a las Apple Store y a aquellos proveedores autorizados. En la nota, la firma advierte a los profesionales del soporte técnico que si el sistema de reparación interno muestra que un dispositivo se ha marcado como desaparecido, no podrán aceptar la reparación.

Hasta ahora, Apple negaba la reparación de aquellos iPhone desactivados a través de la app 'Buscar'. Esta aplicación, recordemos, permite limitar el acceso al dispositivo en caso de extravío o robo. Muestra, además, un aviso en la pantalla confirmando que el terminal ya no está en manos del dueño. No obstante, muchos usuarios no realizan esta medida de seguridad. Por lo tanto, los centros de soporte y reparación difícilmente pueden conocer si el iPhone realmente pertenece a la persona que lo lleva a reparar, o es un móvil perdido o robado.

Ahora, y según el citado medio, Apple va a hacer uso del registro de dispositivos de la GSMA. Se trata de base de datos global que ofrece a los clientes la posibilidad de marcar su dispositivo como perdido o robado. La compañía parece haber implementado la API que permite comprobar la información del smartphone a través del IMEI en sus dos herramientas de reparación interna: MobileGenius o GSX. De este modo, el empleado podrá ver un aviso (en caso de que el iPhone esté marcado como perdido o robado) una vez introduzca los datos del terminal en uno de los dos sistemas y denegar la reparación.

Sin noticias sobre las reparaciones de autoservicio para el iPhone

Mientras tanto, Apple continúa sin ofrecer novedades sobre las reparaciones de autoservicio. Este programa, anunciado en noviembre de 2021, permitirá a los clientes particulares más avanzados reparar su iPhone 12 o iPhone 13 en casa. La firma de Cupertino, en concreto, ofrecerá información técnica y más de 200 recambios originales y herramientas que el usuario podrá adquirir a través de una web específica.

Apple confirmó que las reparaciones de autoservicio estarían disponibles a principios de 2022 en Estados Unidos. Detalló, además, que llegarían a otros mercados más adelante. Permitiendo, en primer lugar, reparar aquellos componentes que suelen dañarse habitualmente. Entre ellos, la batería, la cámara o la pantalla, y más adelante, otros módulos del iPhone. La compañía, sin embargo, todavía no ha confirmado la fecha de lanzamiento.