La novela entre Electronic Arts y la FIFA por el futuro de su franquicia de videojuegos de fútbol suma un nuevo capítulo. Es que el estudio desarrollador seguiría firme en su decisión de cortar lazos con la entidad madre del fútbol mundial después del lanzamiento de FIFA 23, y ya habría elegido el nombre para sus próximos títulos. Así entraría en escena EA Sports Football Club.

La novedad se conoció a través del periodista Jeff Grubb (vía VGC), quien aseguró que EA ya dio el visto bueno al nombre que adoptará la saga FIFA desde 2023. Según el especialista, la compañía optará por el citado EA Sports Football Club, con la posibilidad de también verlo estilizado como EA Sports FC.

Esto es consistente con lo que ya se había mencionado en octubre del año pasado; allí se comenzó a hablar de que Electronic Arts analizaba abandonar la exitosa franquicia FIFA tras más de 20 años. Ya por entonces se había informado que los desarrolladores habían registrado la marca EA Sports FC ante la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido.

"He visto las marcas registradas y pensé que podían referirse solamente a una característica del juego, como el modo en línea. Pero hice algunas averiguaciones y [...] ese es el nombre del juego", indicó Grubb; y agregó que en EA ya están listos para seguir adelante. Además, vaticinó que pronto podría haber novedades oficiales al respecto.

EA Sports Football Club tomaría la posta después de FIFA 23

Que Electronic Arts siga firme en abandonar la marca FIFA parece fiel testimonio de su tensa relación con el principal ente futbolístico mundial. Según se supo en estos últimos meses, la FIFA habría presionado a EA para que le pague más dinero por el uso de su marca. Incluso se llegó a mencionar que los desarrolladores tendrían que desembolsar 2.500 millones de dólares cada 10 años.

A ello se le sumó la filtración de las declaraciones de Andrew Wilson, el CEO de EA, quien habría manifestado que lo único que la FIFA le aportaba al juego eran "cuatro letras en una caja", especialmente en los años sin Copa del Mundo. Básicamente, el directivo le habría quitado todo tipo de relevancia a la entidad presidida por Gianni Infantino; e incluso habría asegurado que el hecho de utilizar esa marca habría limitado sus planes de expandirse más allá de los modos de juego tradicionales.

Si efectivamente Electronic Arts se inclina por EA Sports Football Club o EA Sports FC, eso no significaría perder mucho contenido más allá del título principal. Tengamos en cuenta que el uso de la apariencia y los nombres de los futbolistas se encuentra asegurado por la más reciente renovación del acuerdo con FIFPro; en tanto que las licencias de equipos, estadios y competiciones se negocian por separado con las distintas partes involucradas. Hoy en día, EA tiene alrededor de 300 acuerdos de licencias diferentes para la saga FIFA.

Lógicamente, si los desarrolladores avanzan en su plan de cambiar el nombre a la franquicia de videojuegos de fútbol más importante de las últimas décadas, ya no podrán explotar los derechos de la Copa del Mundo. Por ello, se especula que FIFA 23 sería el último título bajo esta nomenclatura. Y también habría que ver cómo sería renombrado FIFA Ultimate Team (FUT), que es la gallina de los huevos de oro de EA.

Como el actual acuerdo entre Electronic Arts y la FIFA vence en noviembre, después del certamen a disputarse en Catar, el estudio aprovecharía para lanzar su último juego con la cita mundialista como certamen jugable. Es más, se especula con que el sucesor de FIFA 22 llegaría por primera vez con dos Mundiales; es que al certamen masculino de este año se le sumaría el torneo femenino, que se realizará en 2023 en Australia y Nueva Zelanda.