Para los amantes de las trufas negras, un producto de lujo en la alta cocina, no hay darles muchos datos. Para aquellos que no sean tan duchos en esta materia, solo decirles que las trufas negras con escasas y difíciles de encontrar. Razón por la cual alcanzan precios que superan los miles de euros por unos pocos gramos. ¿Su sabor? Uno de los más codiciados en los restaurantes de mayor prestigio. Sin embargo, la trufa que traemos hoy a colación viene con un añadido. Será la primera trufa real que se venda en una subasta NFT.

Con peso de 1,2 kilos, una de las más grandes de su especie, este diamante negro de la región francesa de Dordoña se ha convertido en uno de los más famosos del momento. Es época de trufas, pero el descubrimiento de un ejemplar –certificado el pasado 5 de febrero como real– se va a aprovechar para hacer un poco de marketing en sobre la región gala. Y qué mejor que hacerlo bajo uno de los términos de moda del momento: los NFT.

De este modo, el propietario de este gran ejemplar ha decidido subastar el producto. No es algo raro, cuando se descubren unidades de este calibre son muchos los curiosos y restaurantes que pujan por hacerse con el ejemplar. La cuestión es que la propiedad de esta trufa negra será subastada vía NFT. Es decir, lo que se pondrá en juego serán los derechos virtuales de la trufa. Porque nunca está de más tenerlos.

El mayor pujador se hará con el certificado digital y se le identificará, vía blockchain, como el único propietario virtual de esa trufa negra. De hecho, la puja por la unidad digital sigue abierta, tienes hasta las 22:00 de hoy para unirte. A lo largo de hoy, se seguirán recibiendo ofertas en la plataforma NFT de OpenSea. Web que, por cierto, ha sido acusada de fraude, robo, duplicado de títulos NFT e incluso lavado de dinero.

En cualquier caso, la puja digital por la gran trufa negra sigue adelante. De momento, el precio más alto ofrecido se mantiene en los 2.858 dólares. Se podría decir que un precio más comedido que el de la trufa en una subasta real. Los 50 gramos de trufa negra rondan los 90 euros, aproximadamente.

¿Tiene sentido un NFT de una trufa negra real?

En el mundo de los NFT hay de todo. También hay muchas cosas extrañas. Hemos podido ver a Grimes vendiendo una colección de arte digital. El grupo de ballenas pixeladas de una joven de Londres. El primer tuit de la historia. También un conjunto de rocas, digitales por supuesto... Las grandes compañías también se han subido al carro: YouTube, OnlyFansLas opciones son infinitas y los precios también.

¿Para qué sirve el NFT de una trufa negra gigante? Siendo sinceros, no sirve absolutamente para nada. Tampoco es un título equivalente la propiedad física del producto; aunque el ganador sí que tendrá una compensación: será invitado a la finca donde se encontró la trufa y recibirá una clase sobre cómo buscar este producto con la ayuda de los perros. Después será invitado a cenar. Algo con trufa, por supuesto.

De cualquier forma, el productor ha usado este reclamo como una forma de llamar la atención sobre la región y la antigua profesión con un concepto de moda. Y si lo pensamos, podría ser peor. La trufa podría haber sido subastada en el metaverso. Quizá algún día veamos un metaverso para recoger trufas negras, todo está por ver.