Apple ha presentado una nueva función para sus iPhone: Tap to Pay. Se trata de una característica que permitirá a millones de vendedores utilizar sus teléfonos móviles para recibir pagos contactless sin necesidad de hardware adicional, eliminando la necesidad del clásico TPV que a menudo suele conllevar un desembolso inicial o periódico.

Tap to Pay debutará próximamente en Estados Unidos. Y lo hará, al menos inicialmente, de la mano de dos plataformas de comercio bastante populares: Shopify y Stripe. Tap to Pay, por lo tanto, no se debería calificar como un nuevo servicio de Apple. Sería más correcto catalogarlo como un SDK que permitirá a empresas de terceros –como es el caso de Stripe, Shopify o incluso Sumup y Square, que también compiten en este sector– implementar en sus respectivas aplicaciones la posibilidad de aceptar pagos sin hardware adicional.

Para aceptar pagos contactless con Tap to Pay será necesario tener un iPhone XS o posterior, así como una aplicación (Shopify o Stripe, por ejemplo) que haya adoptado la citada funcionalidad. El comprador, por su parte, no tendrá que cumplir ninguno de estos requisitos. Lo único que este debe hacer es acercar al teléfono del vendedor su medio de pago habitual. La única condición es que dicho medio de pago sea compatible con la tecnología contactless. Esto incluye:

  • Tarjetas de crédito o débito con NFC integrado –la gran mayoría–.
  • Un iPhone o Apple Watch con Apple Pay.
  • Smartphones o relojes inteligentes de otras marcas que tengan chip NFC y un wallet digital configurado previamente –como Google Pay o Samsung Pay–.

Tap to Pay promete preservar la privacidad, como también ocurre con Apple Pay

Un elemento fundamental de Tap to Pay, como en otros productos de Apple, es la privacidad. Según la empresa norteamericana, los datos de los compradores quedan protegidos por las mismas tecnologías que ya se utilizan con Apple Pay –como el cifrado o el procesamiento de la información mediante un elemento seguro–. Apple, además, indica que ellos nunca tendrán constancia de quién o qué se está comprando.

La nueva función es compatible con las principales tarjetas del mercado, incluyendo American Express, Discover, Mastercard y Visa. No importa si estas son de crédito o débito.

Una de las incógnitas a despejar es si Apple cobrará a los vendedores o las plataformas que decidan implementar Tap to Pay alguna clase de comisión por su uso. La compañía no arroja luz al respecto en el comunicado de prensa. También será interesante conocer los planes de internacionalización de la característica a mercados como el europeo, donde los medios de pago NFC son ampliamente aceptados.