El libro Alguien está mintiendo de Karen M. McManus, publicado en el 2017, se convirtió en un inmediato éxito de librería. Ahora, su versión en serie de Netflix promete convertirse en el nuevo gran éxito. Y el motivo es el mismo por el que su versión literaria se convirtió en una sorpresa adictiva para millones de lectores. Esta combinación de drama juvenil con thriller de suspense es algo más que una vuelta de tuerca a la habitual trama de asesinatos. También se trata de un recorrido bien planteado sobre la culpa, el remordimiento, la mentira y la manipulación. Todo bajo el intrigante paquete de una premisa en apariencia sencilla. 

Pero más allá de eso, la versión para televisión de Alguien está mintiendo tratará de alejarse de la idea del drama adolescente con tintes siniestros. Y tiene todo para hacerlo. Con su aire siniestro, atmósfera bien construida y un guion que se sostiene sobre la base de la incertidumbre, se trata de una apuesta audaz. La historia, que ha sido descrita como The breakfast club con un asesinato, incorpora elementos originales sobre la narración usual sobre la violencia y la agresión. También hace hincapié en su grupo de personajes: cinco adolescentes que ocultan o son parte de un crimen violento

De hecho, el gran atractivo de la serie es desafiar las expectativas del espectador. Cuando cinco estudiantes de secundaria de diferentes tribus y grupos sociales entran en detención y son parte de un crimen violento, la idea sobre el mal contemporáneo entrará en juego. De la misma manera que la novela de Karen M. McManus, la serie de Netflix busca construir una versión sobre la violencia realista y brutal. En especial cuando debe vincular el asesinato a un grupo de personajes que poco a poco descubrirán su peor rostro. 

Alguien está mintiendo, un inquietante juego del gato y el ratón

Dirigida por Erica Saleh, Alguien está mintiendo tiene el reto de competir de manera frontal con la idea de las series juveniles actuales. Y de hecho, su enfoque es por completo distinto. De las grandes incertidumbres existenciales y el sufrimiento profundo de los primeros años de juventud, el programa tiene un aire cínico basado en la sospecha

De hecho, su argumento no solo sostiene la novela en la que se basa, sino que añade la sensación constante de la identidad siniestra desconocida. Desde ese punto, cada uno de los personajes tendrá secretos que guardar y dimensiones conscientes del mal interior. Un juego osado que la producción planteará desde un terreno ambiguo del bien y el mal contemporáneo. 

El elenco está conformado por rostros conocidos en varias producciones independientes y del cine de terror. Desde Marianly Tejada (The Purge), Cooper van Grootel (Go!) y Annalisa Cochrane (Into the Dark: Pure) la serie basará su efectividad en la tensión entre sus protagonistas. Al elenco principal, le acompaña Chibuikem Uche (Ghost Draft), Jessica McLeod (You Me Her), Barrett Carnahan (Grown-ish) y Melissa Collazo (Swamp Thing).

Con su percepción claustrofóbica sobre la identidad, la violencia, la manipulación y el miedo, Alguien está mintiendo asombra por su solidez. ¿Quién cometió un asesinato imposible y por qué nadie quiere que el criminal sea descubierto? Un nuevo fenómeno se acerca a Netflix y uno que se sostiene sobre la capacidad del programa para crear una versión novedosa sobre el suspenso.