¿Tienes un ordenador antiguo y no sabes qué hacer con él? Venderlo, utilizar los componentes para otros equipos o reciclarlo, pueden ser algunas de las opciones más rápidas para deshacerte de ese viejo portátil que tienes guardado en un cajón o de ese ordenador que todavía sigue acumulando polvo debajo de la mensa. Sin embargo, y si el PC todavía enciende y funciona, puedes darle otros usos que probablemente no se te habían ocurrido, pero que son realmente útiles.

Si bien los ordenadores viejos no tienen la misma capacidad o rendimiento que los PCs actuales, hay alternativas sencillas para darles una segunda oportunidad y estas, además, no requieren de elevadas prestaciones. Por ejemplo, puedes convertirlo en un emulador para juegos o en un servidor. Y todo ello, además, sin necesidad de dispositivos adicionales.

Tampoco hace falta gastarse dinero para darle una segunda vida a tu ordenador antiguo. Hay multitud de plataformas y programas gratuitos y de código abierto para que puedas utilizar sin restricciones y sin gastar un céntimo. Estos son cinco ejemplos perfectos de lo que puedes hacer con tu equipo.

Dale una nueva vida gracias a Chrome OS

Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Convertir un viejo portátil en un Chromebook es la opción más ideal para aprovechar ese PC viejo y aparentemente inservible. Chrome OS es un sistema operativo que puede funcionar perfectamente con pocos recursos y puede resultar útil par tareas de ofimática o navegación en internet.

Hay varias opciones para convertir un PC viejo en un Chromebook. Por ejemplo, puedes probar a utilizar Chrome OS Flex. Se trata del nuevo sistema operativo de Google basado en Chrome OS y pensado, precisamente, para aquellos ordenadores obsoletos. Si bien tiene algunas limitaciones, como la imposibilidad de utilizar apps de Android, es una buena forma de darle una nueva vida.

No obstante, debes tener en cuenta que para instalar este sistema operativo es necesario cumplir una serie de requisitos. Entre ellos: contar con un USB de hasta 8 GB de memoria y que el PC tenga un mínimo de 4 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento. También necesitarás un ordenador donde esté instalado Chrome para descargar el sistema operativo y transformar el USB en un disco de arranque.

Después de comprobar los requisitos, solo es necesario seguir tres pasos. El primero es descargar la extensión 'Herramienta de recuperación de ChromeBooks' desde Chrome. Después, conecta el USB y sigue los pasos que se indican en la ventana del programa de recuperación, esto creará un USB Booteable con Chrome OS Flex. El segundo paso es conectar el USB en el PC antiguo e iniciar el arranque desde el dispositivo de almacenamiento. Puedes hacerlo apagando el equipo e ingresando a la BIOS. Por último, sigue los pasos de instalación que aparecen en pantalla y configura Chrome OS Flex en tu ordenador. Puedes obtener más información sobre el proceso en la página de ayuda de Google.

Convierte tu ordenador viejo en un NAS para almacenar fotos y archivos en tu propia nube

Si tu equipo no cumple los requisitos para instalar Chrome OS Flex o no crees que sea una opción viable o que vayas a utilizar, puedes apostar por convertir tu antiguo PC en un NAS. Esto te dará la posibilidad de almacenar imágenes, documentos o cualquier otro tipo de archivos y acceder a ellos desde cualquier dispositivo. Es decir, puedes utilizar tu ordenador como un Dropbox personal.

Hay multitud de herramientas gratuitas y sencillas que permiten transformar tu PC en un servidor de almacenamiento en la nube. La más útil; FreeNAS, ahora llamada TrueNAS CORE. Este sistema operativo añade más opciones que la de poder almacenar archivos en un sistema OpenZFS, el cual mejora la compresión y permite una mejor optimización del almacenamiento. Además, es de código abierto y cuenta con una gran comunidad, algo que puede ser útil para encontrar soluciones, trucos o herramientas adicionales para experimentar al máximo la plataforma.

Los pasos para su instalación son similares a los de cualquier otro sistema operativo. Es necesario crear un disco de arranque a través de un CD o USB y seguir los procesos que TrueNAS indica en su web.

Utilízalo como centro multimedia

Utilizar un PC antiguo para el entretenimiento también es una muy buena idea para darle una segunda vida. Hay herramientas, como Plex, que permiten crear un servidor multimedia con el fin de acceder a series, películas, vídeos u otro tipo de contenido reproducible, desde cualquier dispositivo conectado, incluido nuestro televisor. Plex, de hecho, es la opción más idónea, dado a que es gratuita y sencilla de usar.

Instalar esta plataforma es realmente sencillo. Tan solo debes acceder a su web desde tu PC antiguo, escoger el sistema operativo, descargar el programa e instalarlo siguiendo los pasos. Después, puedes configurar tanto la calidad y otros parámetros de reproducción, como la posibilidad de crear bibliotecas para subir los archivos multimedia y que el contenido más organizado.

Para reproducir el contenido alojado en Plex desde cualquier dispositivo, como una Smart TV o un smartphone, solo tienes que descargar la app en la respectiva tienda de aplicaciones e iniciar sesión con la cuenta que hayas configurado durante el proceso de instalación en el Ordenador viejo. Si tu televisor no es inteligente, siempre puedes conectar tu PC mediante un cable HDMI y reproducir el contenido.

Transforma tu PC antiguo en una consola retro

Otra opción para aprovechar un PC antiguo como centro de entretenimiento, es convertirlo en una consola retro, con juegos divertidos pero que consuman pocos recursos. Para ello, es posible hacer uso de de los múltiples emuladores que podemos encontrar por la red, y el mejor gestor para estos emuladores es RetroArch. Se trata de un programa gratuito y de código abierto, y puede instalarse en una gran cantidad de sistemas operativos, incluidos aquellos lanzados hace años, como Windows XP o, incluso, Windows 200, y ofrece una gran cantidad de funciones y opciones para que los usuarios puedan ajustar los parámetros a su medida.

Para jugar, solo es necesario descargar los diferentes emuladores disponibles (en la plataforma se llaman Cores), cargarlos al directorio de contenido y ejecutarlos. En los foros de RetroArch, además, hay multitud de publicaciones con sugerencias, funciones y solución a dudas y errores más comunes entre los usuarios.

Usa tu ordenador viejo como centro de vigilancia

Si tienes cámaras instaladas en tu casa o estás pensando en comprarlas para mejorar la seguridad de tu hogar, utilizar el ordenador viejo como un centro de vigilancia también puede ser buena idea. Hay cámaras económicas que pueden conectarse a través de WiFi, así como programas que permiten ver lo que capturan las cámaras de vigilancia desde el ordenador. Netcam Studio, por ejemplo, es una plataforma que permite obtener una vista previa desde el ordenador con una interfaz intuitiva. Tiene, además, una versión gratuita que permite sincronizar hasta dos cámaras.

De este modo, el PC antiguo puede ubicarse en una zona donde los miembros del hogar puedan ver en todo momento que está sucediendo en otras habitaciones o en el jardín, dejando las aplicaciones que suelen incluir los dispositivos para poder tener una vista previa cuando están fuera de casa.