Los comentarios tras la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft no cesan. Si bien la transacción por 68.700 millones de dólares aún está pendiente de aprobación, ha generado un revuelo de escala mundial. Por ello no sorprende la cantidad de repercusiones provocadas por el anuncio, algunas en serio y otras no tanto. En el último grupo podemos incluir el peculiar "reclamo" que los fanáticos le hacen a la firma de Redmond: que Clippy (o Clipo, según el país) se incorpore a Call of Duty y a otras de las franquicias que pasarán a estar bajo el manto de Microsoft Gaming.

Estamos hablando en tono jocoso, lógicamente. Así como se han generado dudas legítimas sobre qué implica un negocio de semejante magnitud, también ha sobrado espacio para los memes y las burlas. Y como era de esperarse, en su mayoría han utilizado a Clippy, el recordado (y molesto) asistente de Office.

Utilizar a Clippy para mofarse de los planes Microsoft y Xbox parece un golpe bajo, pero no es algo necesariamente nuevo. La "mascota" de la suite ofimática más usada del mundo ha sido tan amada como odiada a lo largo de su existencia, y habitualmente se la utiliza para ridiculizar los anuncios de la compañía dirigida por Satya Nadella. Es por eso que tampoco sorprende que el mundo gamer no dejara escapar esta posibilidad, tras conocerse la adquisición de Activision Blizzard.

"INTRODUZCAN A CLIPPY EN WARZONE", dice uno de los tantos tuits sobre el tema. "No puedo esperar a que Clippy me diga que 'recargue' en el próximo juego de Call of Duty. ¿Esto significa que podremos compartir nuestro ratio de muertes en LinkedIn?", publicó otro usuario. Y tampoco han faltado las imágenes con el asistente virtual de Microsoft diciendo presente en los momentos más inoportunos; y no solo en el shooter bélico, sino también en otras franquicias de Activision Blizzard, como World of Warcraft y Overwatch.

¿Detrás de las burlas a Microsoft existe un temor real sobre el futuro de los principales juegos de Activision Blizzard?

Una búsqueda rápida en las redes sociales permite encontrar incontables memes relacionados a la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft. No todos tienen que ver con Clippy, eso está claro. Y si bien es común que el público busque el lado chistoso a cualquier situación relevante de la actualidad (así funcionan las redes sociales, después de todo), ¿existe un temor real detrás de tanta humorada?

Cuando el negocio entre las dos compañías se complete, Microsoft Gaming pondrá sus manos sobre un catálogo de propiedad intelectual realmente infernal. No estamos hablando solamente de Call of Duty, World of Warcraft y Candy Crush, sino también de Crash Bandicoot, Guitar Hero, Diablo y StarCraft, entre muchos otros. Entonces, es lógico pensar que las bromas también se utilicen como un mecanismo de defensa ante la imposibilidad de saber qué planes pueden tener los nuevos dueños para el futuro de títulos que ya tienen una base de culto.

Y si bien es improbable que Microsoft incorpore a Clippy en futuros lanzamientos de Activision Blizzard, nunca digas nunca. Al fin y al cabo, los de Redmond ya revivieron a su asistente de Office como un emoji en Windows 11 y como fondo de Microsoft Teams.