La compra de Activision por Microsoft no es solo la noticia de la industria de videojuegos del año, también de la década. Una adquisición de tal envergadura que ha desplegado un montón de dudas sobre el futuro de sus franquicias fuera de la plataforma de Microsoft, sobre todo de las más vendidas como Call of Duty. No obstante, Phil Spencer, director de Xbox, se ha apresurado a decir que no apartarán a los jugadores de otras plataformas.

De todas formas, parece que la cosa va a ir bastante lenta, puesto que tendremos que esperar bastante para ver todas las franquicias de Activision bajo la marca de Xbox, ya que según el CEO de Microsoft, la compra no se completará hasta bien entrado 2023 y a partir de ahí veremos los cambios que se producen a nivel interno.

Todo parece indicar que, de momento, todo seguirá como hasta ahora. Al menos este 2022, año en el que se espera la segunda entrega de uno de los títulos de Call of Duty más vendidos de los últimos años: Modern Warfare. Un título que dio el pistoletazo de salida a Warzone y trajo de vuelta a millones de jugadores que habían abandonado COD por otras alternativas.

A partir de ahí, se espera que el próximo juego de 2023, presumiblemente de Treyarch, ya llegue bajo el sello de Xbox, sin grandes cambios, eso sí, respecto a su disponibilidad en diferentes plataformas.

La compra de Activision no se completará hasta 2023

A través de una serie de declaraciones en una conferencia telefónica, el presidente y director ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, ha sido el que ha dado más detalles sobre el futuro de la fusión. El director ejecutivo espera que la adquisición se cierre en el año fiscal de 2023, y cuando esté lista, todos los negocios de Activision Blizzard pasarán a estar bajo la supervisión de Phil Spencer, CEO de Microsoft Gaming y jefe de Xbox.

Además, el CEO de Microsoft ha vuelto a reiterar la importancia que tendrá la división de gaming móvil de Activision Blizzard, de cara al futuro (y presente) que representa este tipo de juegos para la industria del videojuego, el mercado más importante:

“Críticamente, esta transacción expande significativamente nuestra presencia en la telefonía móvil, el segmento más grande en el negocio de los juegos. La división King de Activision Blizzard es uno de los líderes mundiales en juegos móviles".

Otro punto vital que ha dejado la conferencia de telefónica de Nadella es la confirmación de la llegada de las grandes franquicia de Activision al Game Pass. El servicio es la gallina de los huevos de oro de Microsoft. Y sin duda, uno de los valores más importantes que ha contectado de forma significativa con los usuarios:

"Y traeremos tantos juegos de Activision Blizzard como podamos a nuestro servicio de suscripción de Game Pass para PC, consolas y dispositivos móviles, incluidos juegos nuevos y juegos del increíble catálogo de Activision Blizzard, ofreciendo un valor aún mejor y más opciones para nuestros jugadores".

No obstante, parece que tendremos que esperar un poquito para que todo esto se haga realidad. El futuro del videojuego pinta más interesante que nunca.